El nuevo rival de Uber llega a Londres

0

Alrededor de 3,5 millones de londinenses apuestan por la compañía de transportes Uber como la mejor opción para desplazarse por la ciudad. Su bajo coste, en comparación con otros medios de transporte privados, y la comodidad que ofrece pudiendo solicitar el vehículo a través de la app, es lo que más atrae a sus clientes. Sin embargo, la competencia está creciendo también en este sector con la llegada de nuevos rivales que ofrecen precios más asequibles.

La aplicación francesa de transportes Kapten se lanzará en Londres dentro de poco con el propósito de quedarse. La firma, que antes se conocía como Chauffeur Prive, ha sido ya aprobada por Transport for London para su llegada a la capital. Alegan que sus servicios son más baratos que los de la reconocida compañía de transportes Uber y que los históricos taxis negros de la ciudad. Además, ofrecerán un 50% de descuento en sus viajes con el objetivo de darse a conocer entre los ciudadanos de la capital británica. Posteriormente, sus tarifas promedio serán un 20% más baratas que las de la competencia. Asimismo, los viajes en la Zona de Emisión Ultra Baja (ULEZ) serán al menos dos libras más baratos que los de Uber.

Con Kapten, los pasajeros pueden saber el precio exacto de su viaje

Se prevé que Londres contará con entre 5.000 y 10.000 conductores de Kapten. Una cifra que pretende elevarse junto con su inmersión en la ciudad. En su Francia natal, la compañía ha crecido hasta el punto de convertirse en la segunda aplicación de reserva de automóviles más grande del país con tres millones de usuarios. En Lisboa, ya ha cautivado a 80.000 usuarios y para el próximo año, su objetivo es llegar a 15 ciudades más. En Londres, parece que el camino también será favorable. Y es que, en un futuro inmediato, muchos de los londinenses se descargarán la nueva aplicación con el fin de obtener el suculento descuento con el que se lanza la compañía. Además, otra de las cosas que cautivará a los pasajeros, es que se podrá saber con exactitud el precio del viaje antes de proceder a su reserva.

Por otro lado, Kapten ha desvelado la poca moralidad de la filosofía de Uber, quien tiene ciertas lagunas para evitar pagar los impuestos. “Cada vez que un londinense toma un viaje en Uber, se pierden 60 peniques de IVA. Con ello se podrían financiar el NHS, las escuelas y otras partes de la economía del Reino Unido”, revela un portavoz de la compañía francesa. No obstante, Uber cuenta por el momento con un amplio abanico de clientela quien, a partir de ahora, tendrá que elegir entre ambas compañías para sus futuros desplazamientos.

 

Sobre el autor

Graduada en Comunicación Audiovisual. Me apasionan la danza, los viajes y la gente positiva. Bastante inconformista, charlatana y soñadora. "Todo pasa por alguna razón" y "un día sin reír es un día perdido" como filosofía de vida.

Deja tu comentario