Easter Weekend: Los mejores paseos de Londres para disfrutar en familia

0

Desde el pasado 29 de marzo, Inglaterra ha iniciado la desescalada y podemos disfrutar de una cierta libertad. La flexibilización de las restricciones y la llegada de la primavera se traducen en que por fin, podemos optar por un montón de paseos al aire libre. Los esfuerzos por no salir de casa para controlar los contagios de la nueva variante han tenido sus frutos, y ya ha llegado el momento de disfrutar dando largos paseos con buenas vistas en Londres. Además, mañana comienzan las vacaciones de Easter en Reino Unido y es el momento de desconectar… o de reconectar con la naturaleza después de tanto tiempo.

Es cierto que no todas las restricciones han desaparecido por arte de magia, y que será necesario respetar medidas de seguridad como la de seguir llevando la mascarilla. De momento, el Gobierno británico mantiene los bares cerrados pero aun así, hay un montón de planes que se pueden hacer como practicar senderismo o practicar deportes como el tenis o el golf. También podremos dar paseos en parques y los tan característicos bosques londinenses. Todo ello, sin tener que recurrir al aburrido parque cercano a casa ni viajar durante horas a otra ciudad. Londres ofrece muchos planes y a continuación te dejamos las mejores rutas de la capital británica para disfrutar en familia.

Lea Valley

Es un largo sendero que se encuentra en el río Lea, ubicado en el municipio de Leagrave, al este de Londres. Se encuentra a tan solo 1 hora de la ciudad, y es uno de los mejores paseos para huir del ruido y la contaminación. Es la reserva natural de humedales urbanos más grande de Londres, además del hogar de innumerables especies de vida salvaje. El paseo se divide en cuatro etapas: Hatfield, Broxbourne, Lea Bridge Road y Limehouse Basin.

Parkland

Es la reserva natural local más grande de Londres y alberga una notable variedad de hábitats y vida silvestre. Se han registrado más de doscientas especies de flores silvestres y es probablemente el único lugar en Haringey donde las orquídeas se codean con los dientes de león y la hiedra trepa por las higueras. Es una ruta de 5 kilómetros que se puede hacer tanto a pie como en bicicleta. Fue declarada como reserva natural en 1990 y se encuentra entre Finsbury Park y Highgate, en la antigua línea de ferrocarril que unía Finsbury Park y Alexandra Palace.

Hyde Park

Probablemente, el parque más emblemático de Londres. Y también el más grande. Si te apetece desconectar viendo un lago repleto de aves y árboles con ardillas, no es necesario salir de la ciudad para verlo. Sus jardines son siempre un escenario perfecto para pasear, practicar deporte, disfrutar de la naturaleza y cuando la hoja de ruta lo permita, disfrutar de diferentes eventos al aire libre.

Vista del lago central de Hyde Park. / De I Wei Huang. / Shutterstock.com.

Vista del lago central de Hyde Park. / De I Wei Huang. / Shutterstock.com.

Green Chain

Es una ruta de senderismo ubicada en los bosques del sureste de Londres. No está muy alejada de la ciudad por lo que es una zona perfecta para reconectar con la naturaleza sin pasar horas en el coche. La ruta recorre doce bosques distintos. Para seguir la ruta, se pueden visitar cada uno de los bosques que componen la ‘cadena verde’ hasta llegar al sureste, donde finaliza el camino en Thamesmead. Ese es el último bosque de la ruta, donde los viandantes suelen disfrutar del río Támesis con un tour en barco o un paseo por la orilla.

Hampstead Heath

Vista de hampstead Head. / Chris Seddon / Shutterstock.com

Vista de Hampstead Head. / Chris Seddon / Shutterstock.com.

Hemos dejado lo mejor para el final. Ahora que se avecina buen tiempo y los cielos están despejados, uno de los mejores planes en Londres está en el paseo circular de Hampstead Head. No solo es famoso por su vegetación, sino que también podrás observar la fauna local en su pleno esplendor. Posee un lago en su interior que está repleto de peces y aves. El sendero se encuentra en la zona norte de Londres, cerca del barrio de Camden. Su localización tiene dos ventajas: la cercanía y las vistas a la ciudad que contrastan con los árboles y plantas. Cualquier ocasión es buena para visitarlo, ya que se completa en tan solo 7 kilómetros y está parcialmente pavimentado.

Sobre el autor

Estudiante de periodismo en la Universidad Miguel Hernández. A la curiosidad solo la calma la información veraz. Amante de la escritura sobretodo cuando sirve de altavoz al interés general.

Deja tu comentario