Cinco escenarios “de película” en Londres

0

Londres es, literalmente, “una ciudad de película”. La convivencia de lo tradicional y lo moderno con la luz especial que proyectan las nubes forman un cóctel que ha inspirado a muchos directores de cine. Aunque cuando pensamos en los clásicos escenarios de Hollywood nos vienen a la cabeza ciudades como Nueva York, Los Ángeles o Las Vegas, Londres ha aparecido en más producciones de las que imaginamos.

Para que puedas sentir en tu propia piel la magia del cine y pasear por los lugares que recorrieron algunos de los actores más importantes de todos los tiempos, te dejamos cinco localizaciones de película en Londres.

Cinco lugares “de película” en la ciudad de Londres

Mary Poppins (1964)

En este clásico del cine inglés, Mary Poppins nos lleva a St Paul’s Cathedral y nos regala unas vistas increíbles de Londres cuando la niñera y el desollinador cantan en la azotea.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

雲の上でお化粧直しするメリー #merypoppins

Una publicación compartida de Ririo (@rio__ri_o) el

Harry Potter (2001-2016)

Para cualquier fan de una de las sagas más importantes de todos los tiempos, visitar Londres es sumergirse en los libros de Harry Potter. La ciudad cuenta con algunos lugares donde se rodaron las películas, como Westminster, la estación de King Cross, el parque zoológico o el mercado de Leadenhall.

Love Actually (2003)

Este clásico del cine, interpretado por Hugh Grant y Keira Knightley, es un must durante la Navidad. Love Actually es una comedia romántica que se desarrolla en un frío invierno londinense, con escenarios como el aeropuerto de Heathrow, Trafalgar Square y Oxford Street.

V de Vendetta (2005)

En esta adaptación al cine de la novela gráfica de Alan Moore, ilustrada por David Loyd y dirigida por el australiano James McTeigue, podemos ver algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad, como el Parlamento británico -explotando, eso sí-.

El código da Vinci (2006)

Esta película inspirada en la novela de Dan Brown fue rodada en diversas localizaciones de la capital británica, como la Iglesia del Temple, situada entre Fleet Street y el río Támesis; o la Catedral de Lincoln. Pero sin duda, las mayores dificultades para rodar las tuvieron en las escenas de la Abadía de Westminster, una de las zonas más transitadas de la ciudad.

 

Sobre el autor

Fotógrafo y periodista. Pasión por descubrir el mundo y conocer nuevas perspectivas.

Deja tu comentario