Portada | Actualidad | «Los pepenadores viven en el basurero municipal, tienen entre 6 y 87 años y trabajan unas diez horas»

«Los pepenadores viven en el basurero municipal, tienen entre 6 y 87 años y trabajan unas diez horas»

Entrevista a los directores de la ONG SiKanda
Solidaridad Internacional Kanda, «SiKanda» es una organización sin ánimo de lucro que se fundó en mayo del año 2009 en la ciudad de Oaxaca, México, por José Carlos León Vargas (México) y por la Aurelia Annino (Italia), quienes actualmente son los directores de la misma. Aurelia y José Carlos tienen doce años de experiencia trabajando con organizaciones no gubernamentales en Europa, Asia y Sudamérica. SiKanda busca facilitar y conducir procesos participativos de desarrollo, que mejoren las condiciones de vida de comunidades marginadas y empobrecidas, específicamente en el estado de Oaxaca (segundo más pobre de México).

A mediados de octubre, Aurelia, de nacionalidad italiana, aprovechó la visita a uno familiares en su tierra natal para acercarse a Londres y encontrar apoyos para sus proyectos. Ella y José Carlos nos han contestado a unas preguntas para concienciar de la realidad social en la que viven los pepenadores (recolectores de basura), en Oaxaca, totalmente desconocida para muchos en el mundo occidental y en qué consiste su trabajo.

¿Cuántos proyectos tenéis en marcha y en qué consiste cada uno de ellos?

El Programa principal se llama «Programa de Liderazgo Eco-Social y de Apoyo a Pepenadores» (personas que viven y trabajan en el basurero de la Ciudad de Oaxaca). Para hacerlo más coloquial, le hemos dado el nuevo nombre de «Basura, sana, digna y productiva». El Programa se divide en 3 ejes. Por un lado, tratamos de realizar una diversificación económica de los pepenadores a través de la producción del Lombriabono; en segundo lugar, intentamos reducir el riesgo sanitario a través de la construcción de Eco-Casas y la provisión de equipo de trabajo (guantes, botas, mascarillas), y, por último, perseguimos promover el liderazgo ecológico en estudiantes y la sensibilización social sobre la situación de los pepenadores y la basura.

En el tiempo que lleváis, ¿qué habéis conseguido?

En poco más de un año, desde junio de 2009 hasta septiembre de 2010, se ha logrado, entre otros, la construcción de la primera casa, de un total de 12 programadas, a base de envases tetra pack (los de la leche o el zumo). Se han instalado diez módulos de lombricomposta en el basurero de Oaxaca donde los Pepenadores producen lombriabono orgánico a base de los desechos que llegan diariamente. Además, se han distribuido botas para 50 pepenadores, reduciendo en un 50 por ciento su gasto sanitario, gracias a la disminución de accidentes. También hemos realizado la producción del documental «Pepenadores: Los que Viven de la Basura», donde los mismos pepenadores participaron en la toma, selección y edición de escenas. El documental es parte de la selección oficial del Festival Internacional de Cine Independiente de Oaxaca 2010, en el que participan filmes de 30 países.

Por otro lado, SiKanda coordinó un acuerdo institucional entre la Unión de Pepenadores y el Departamento de Bienestar Social del Gobierno de Oaxaca para facilitar el acceso a despensas alimenticias mensuales (atún, pasta, aceite, azúcar, frijol, etcétera.) para 20 familias de pepenadores. Gracias a este acuerdo, el gasto en despensas de los pepenadores bajó de 65 a 15 pesos al mes.

Además, fuimos invitados a coordinar la visita de Rajmohan Gandhi en México. El profesor Rajmohan es nieto de Mahatma Gandhi y seleccionó el programa por su vinculación de jóvenes con proyectos que apoyan a gente marginada y víctima de discriminación. Un representante del programa fue invitado por Rajmohan Gandhi a Colombia y Brasil para dictar conferencias sobre liderazgo en jóvenes, programas de desarrollo en comunidades marginadas y establecer contacto con favelas y grupos de pepenadores en Sudamérica.

Por último, hemos organizado sesiones educativas en escuelas, ferias, instituciones públicas y privadas, llegando a cerca de 4.000 asistentes a nuestras presentaciones en un año.

¿Cómo os financiáis para realizar todo eso?

SiKanda ha conseguido apoyo de personas individuales, así como de empresas privadas y fundaciones que ayudan a organizaciones no lucrativas con carácter social. Con limitados recursos, se están logrando los primeros objetivos planteados para el primer año de operaciones. Sin embargo, las carencias son bastantes, queda mucho por hacer y necesitamos muchos recursos, no sólo para seguir financiando los proyectos en sí, sino también para cubrir los costes administrativos básicos de la gestión.

Además de la parte económica, fundamental, supongo, para poder conseguir alcanzar vuestras metas, ¿con qué otros apoyos contáis?

Hemos tenido la suerte de contar con un equipo de voluntarios, procedentes de distintos países, que están dando su aporte en trabajo y tiempo de manera gratuita. Personas individuales dentro y fuera de México, de manera desinteresada, también han ayudado de una u otra forma, en dinero o en especie. SiKanda también ha establecido alianzas con escuelas, universidades, órganos de gobierno y organizaciones sociales, para poder abordar el tema de la pobreza en conjunto.

Si quieres participar en sus proyectos, visita la página web de SiKanda www.si-kanda.org o búscalos en Facebook: Solidaridad Internacional Kanda, Youtube o Twitter. Los pepenadores merecen una vida digna y nosotros concienciarnos de las realidades sociales para lograr vivir en un mundo mejor.

¿Cuál es el objetivo de vuestra visita a Londres?

Desde 2009, SiKanda ha recibido apoyos de grupos y fundaciones en el Reino Unido, por lo cual Aurelia, la Directora de Programas, aprovechó en una visita a su familia en Italia para volar a Londres y encontrar a algunas de las personas que apoyan nuestros proyectos en Oaxaca, México. Igualmente, SiKanda busca establecer nuevos contactos en Reino Unido y dar a conocer los proyectos que mejoran la calidad de vida de comunidades marginadas y discriminadas en Oaxaca.

Recientemente habéis llevado a cabo una fiesta en un bar del centro de Londres para recaudar fondos para vuestros proyectos, vais a continuar con estas iniciativas?

Nuestra compañera y amiga Susannah Rigg es la representante oficial de SiKanda en Reino Unido. Ella organizó en septiembre una fiesta estilo latino para recaudar fondos y muy posiblemente organicemos más eventos de este tipo. La idea es que la gente conozca tanto la parte colorida de nuestro continente como la parte del activismo social, que busca traer respuestas a problemas sociales de nuestra región. Les pedimos que estén atentos a través de Internet, Facebook y Twitter, porque habrá sorpresas y noticias.

¿Desarrolláis este tipo de actividades en alguna otra ciudad?

Por el momento, nuestros eventos se concentrarán en el área de Londres; sin embargo, extendemos la invitación para que todos aquellos interesados en México y América Latina puedan organizar eventos y apoyar a grupos marginados en el sur de México. Tenemos materiales audiovisuales que podemos proporcionar a las personas que deseen organizar algún evento de apoyo a SiKanda.

¿Vais a visitar algún país más en las próximas semanas?

En Italia también se está abriendo camino para SiKanda y sus proyectos. Debido a Aurelia es italiana, estamos actualmente en proceso de abrir una asociación gemela en la ciudad de Spoleto, Italia. «SiKanda-Italia» no sólo organizará actividades culturales para recaudar fondos, sino también promoverá iniciativas sociales que acerquen más a los jóvenes a la cultura latinoamericana y a los proyectos de desarrollo sostenible en México.

Durante esta gira, Aurelia también visitó diversas organizaciones en Suiza. El año pasado una pareja de voluntarios suizos trabajó con nosotros para producir y filmar el documental del que hemos hablado antes. Aurelia visitó a estos amigos y a otras asociaciones para ampliar nuestra red de colaboradores y también obtener retroalimentación a nuestros proyectos y mejorarlos.

Imagen de la construcción de la primera eco-casa fabricada con envases ‘tetra pak’.

¿Por qué la iniciativa de SiKanda podría considerarse única?

SiKanda es la única asociación en México que trabaja con los Pepenadores del basurero bajo un programa de mediano y largo plazo. Hay otras asociaciones que dan apoyos puntuales como juguetes o mantas, pero no bajo un proyecto más amplio. El otro aspecto que también cuidamos es respetar el tipo de desarrollo y anhelos de los Pepenadores.

Los proyectos que se enfocan en construcción de Eco-Casas, Lombricomposta e Integración Social son ideas de los mismos Pepenadores. Proveemos la capacitación y acompañamiento para que los Pepenadores puedan aprender técnicas sencillas, pero efectivas, para mejorar sus ingresos, vivienda y salud.

Según tengo entendido, vuestra filosofía de trabajo no es la visión tradicional de una ONG en la que existen beneficiarios y donantes, sino que pretendéis desarrollar unas relaciones mutuas de colaboración, ¿cómo tratáis de llegar a ese punto y de qué modo se manifiesta?

Ponemos mucho énfasis en romper las divisiones de clase y prejuicios que desafortunadamente permean la sociedad mexicana. Por esta razón, nos basamos en la idea del intercambio y reciprocidad que existe en Oaxaca gracias a su cultura indígena del trabajo en comunidad. Trasladamos esto al proyecto «Basura Digna, Sana y Productiva» de la siguiente manera: estudiantes de escuelas o colegios de la ciudad enseñan a los Pepenadores a construir casas ecológicas y, a su vez, los Pepenadores enseñan a los estudiantes a hacer una composta con lombrices y reciclar sus desechos.

Se trata de un intercambio que nunca antes había ocurrido en Oaxaca, que pepenadores que viven en medio de la basura, sin guantes, casi sin calzado y sin protección, puedan enseñar algo a estudiantes de escuelas públicas y privadas. Gracias a esto, los pepenadores ahora se presentan como «recicladores» y están recuperando poco a poco la autoestima; reduciendo el estigma de ladrones, sucios y mendigos que la sociedad les impuso.

¿Cómo es la vida de un pepenador?

La palabra «pepenador» viene del Nahuatl, «pepena», que significa escoger o recoger. Actualmente el término se usa de modo peyorativo para definir a las personas que viven de la recolección informal de desechos y su reventa para poder ganar un ingreso diario muy bajo.

Los pepenadores de Oaxaca viven a unos pocos metros del basurero municipal, tienen entre 6 y 87 años, trabajan todos los días de la semana durante 9 ó 10 horas buscando hierro, aluminio, cartón, plástico, cobre, vidrio, etcétera. No son trabajadores formales ni empleados del Estado porque en Oaxaca no existe una política gubernamental de reprocesamiento o clasificación de desechos. Simplemente, las 800 toneladas de basura que produce la ciudad se tiran a cielo abierto y se van enterrando.

Los pepenadores entonces van detrás de la pala mecánica abriendo bolsas de basura y recogiendo los materiales que después venden. No tienen guantes, mascarillas ni zapatos adecuados, por lo cual las cortaduras, las enfermedades de la piel y los accidentes son comunes.

Los niños y jóvenes trabajan pepenando en las mañanas y van a la escuela en las tardes si el trabajo se los permite. Los ancianos son los más vulnerables, ya que, no tienen la fuerza para levantar todo lo que recolectan y venden menos materiales reciclados. La mayoría de los pepenadores del basurero de Oaxaca son madres solteras o con esposos que migraron a Estados Unidos y nunca volvieron, y deben hacerse cargo de sus hijos. Los pepenadores viven en casas hechas con cartón o láminas oxidadas y eso también les provoca infecciones respiratorias. Trabajando en jornadas laborales tan prolongadas, un pepenador puede llegar a ganar tan sólo 2,5 dólares al día.

Los pepenadores adultos sólo tienen algunos grados de educación primaria. Tanto niños, jóvenes y adultos son discriminados en escuelas, oficinas, lugares públicos cuando mencionan su profesión. Paradójicamente, la gente piensa que viven y ganan mucho dinero porque creen que encuentran anillos o joyas extraviadas entre la basura.

¿Qué le diríais a alguien para que colaborase en alguno de vuestros proyectos ayudando a estas personas?

Los proyectos de SiKanda ayudan a los Pepenadores a aprender técnicas y adquirir conocimientos para producir y vender su propio abono orgánico a partir de desechos; para construir casas seguras y dignas, reutilizando materiales como botellas de plástico y envases de tetra pak y, sobre todo, fomenta su autoestima y educa a la población urbana sobre la problemática de los pepenadores y su vida cotidiana.

Más que una ayuda se trata de una inversión social porque los pepenadores adquieren las habilidades y autoestima para mejorar su propia calidad de vida respetando el ambiente. Con estas iniciativas, como hemos hablado, pasan de ser pepenadores a «recicladores» y la gente en la ciudad aprende sobre la importancia de su trabajo y de la solidaridad social.

Con miras hacia el futuro, ¿qué tiene en mente SiKanda?

El programa «Basura Digna, Sana y Productiva» inició en 2009 y terminará su primera fase en diciembre de 2011. Estamos ya comercializando el abono que producen los pepenadores en el basurero y también avanzando poco a poco en la construcción de casas. En el futuro, los pepenadores esperan tener su propia microempresa de producción de abono. También están produciendo flores y plantas con ese abono porque quieren abrir un pequeño vivero para mejorar su economía. Gracias a estas iniciativas, SiKanda participará como observador en la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático en Cancún, México, el próximo mes de diciembre.

SiKanda está en una fase de diagnóstico para un programa de apoyo a la educación que iniciará en 2011. Se trata de dar becas a niños de muy escasos recursos que no pueden estudiar por su nivel de pobreza tan elevado, involucrando al mismo tiempo a escuelas y padres de familia para impartir talleres sobre nutrición, salud reproductiva, género y convivencia entre los niños.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio