¿Qué ver en el Victoria and Albert Museum?

Cinco cosas que no te puedes perder en el Victoria and Albert Museum

1. Réplica de la columna de Trajano (Esculturas, sala 46a):

La Réplica de la columna de Trajano es una impresionante reproducción y una de las principales atracciones del Victoria and Albert (guía museos, apartado ‘Victoria and Albert Museum’)

La columna tiene 35,6 metros de altura y fue construida con el objetivo de conmemorar las victorias de las campañas militares del emperador Trajano.

En la columna están descritas, con símbolos, las hazañas del ejército de este emperador y cuando Trajano murió, sus cenizas se depositaron en la base del monumento original en Roma.

En el museo hay otras réplicas que no te debes perder:

El David de Miguel Ángel, el Pulpito de la catedral de Pisa de Giovanni Pisano y las galerías destinadas a China.

2. Cuaderno de notas de Leonardo da Vinci (Sala: Medieval y renacimiento):

El cuaderno de notas de Leonardo da Vinci data de 1490 y contiene varias reflexiones del artista italiano, por ejemplo está abierto en una página que explica la distribución del peso entre dos hombres cargando un tercero en una red.

Un aspecto curioso es que está escrito de derecha a izquierda.

3. Mantua (Sala Moda, sala 40):

La sala del museo dedicada a la moda es una de las salas más visitadas del museo.

Allí podrás encontrar algunas de las piezas más importantes de la historia, de diseñadores como BalenciagaYves Saint-Laurent o Coco Chanel.

La majestuosa Mantua es un perfecto ejemplo del tipo de vestidos que eran usados por las mujeres de la corte.

Una de las cosas que más llama la atención es la forma exagerada de la falda, que tenia que ser sostenida por una estructura de mimbre. Además, tiene muchos detalles decorativos que complementan el vestido, como los brocados dorados.

En el vestido también se puede ver el tradicional corpiño, muy presente en la moda de esa época, aunque en ocasiones llegaba a deformar el cuerpo de la mujer.

4. Fotografía (Sala 100):

Uno de los artistas que expone en el museo Victoria and Albert es Henri Cartier-Bresson, siendo uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX.

Su cámara fue testigo de momentos históricos como los funerales de Churchill y Gandhi o la Guerra civil española.

Cartier-Bresson retrataba, de forma magistral, la vida del día a día, los pequeños gestos, lugares o personas que muchas veces pasaban desapercibas. De eso es ejemplo una de sus fotografías expuesta en el Victoria and Albert Museum llamada Shop Window (Hungría, 1931).

5. Escultura: Obras de Rodín:

La metamorfosis de Ovidio de Rodin

El museo Victoria and Albert dedica todo un espacio a las esculturas del artista francés August Rodín, muchas de ellas cedidas por él mismo.

Algunas de las obras que podrás ver son La Musa o La metamorfosis de Ovidio, ambas haciendo referencia a temas mitológicos, una temática que está muy presente en el trabajo del autor.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio