El reconocimiento facial automático se enfrenta a la justicia en Reino Unido

0

El reconocimiento facial  automático que utilizan, entre otros, la Policía Metropolitana de Londres, se enfrenta a la justicia.  La tecnología se nutre de imágenes de la amplia red de cámaras de vigilancia en la capital británica. Para todos es conocida como la famosa CCTV (Closed Circuit TV). Luego, compara el material con imágenes en las bases de datos policiales. Y no son pocas las imágenes, pues Londres es la ciudad más vigilada del mundo. La práctica del reconocimiento facial es desde hace tiempo cuestionada por la intrusión en la privacidad que implica. También, apuntan los más críticos, por ser una barrera a la libertad de expresión. Las críticas pasan ahora a ser un asunto legal que tendrá que dirimirse en los juzgados.

En concreto, quien o quienes han salido a la palestra para denunciar públicamente los hechos, han sido los abogados de Big Brother Watch. Esta ONG tiene como objetivo denunciar y exponer cualquier amenaza relacionada con la privacidad de los británicos. Con sus libertades y con sus derechos civiles. Esta vez, han puesto el foco en el reconocimiento facial automático.  Desde la ONG opinan que va en contra de una ley establecida en 1998 (Human Rights Act), precisamente para proteger los derechos de la ciudadanía. Con ello, pretenden defender estos derechos ante la justicia. Y lo más importante, asegurar que diferentes organizaciones públicas, como la Policía Metropolitana, los respeten.

No solo la tecnología tildada de “medida preventiva” por la Policía puede considerarse ilegal y alejada de la ética. Big Brother Watch también ha demostrado que no es eficaz. En concreto, un estudio de la propia ONG, refleja que, en el 98% de los casos, no funciona. En muchos casoso, señala a gente inocente que tiene que soportar registros innecesarios por parte de la Policía. La directora de la organización, Silkie Carlo, fue más allá en un artículo para  Metro. En sus líneas, destaca que “mientras que la Policía alaba esta peligrosa y autoritaria tecnología como la panacea para combatir el crimen, no se ha llevado a cabo ni un solo arresto como resultado de su utilización”.

El reconocimiento facial “ayudará a que Londres sea segura”

Entretanto, la Policía Metropolitana de Londres insiste en que la tecnología va a aportar más seguridad. Cressida Dick, comisaria del cuerpo policial, ha asegurado sentirse “muy cómoda” con el uso del reconocimiento facial automático. El que no está tan cómodo es un joven que fue registrado hace poco cerca de la estación de metro de Stratford. Después de ser “captado” por las cámaras de seguridad de la zona, fue interceptado por unos agentes. Tras retenerle y registrarle, la policía liberó al joven tras el gran error que habían cometido. Varios agentes confirmaron que no había coincidencia con respecto a su base de datos. Ese joven, ni estaba fichado por la policía ni era una amenaza para la seguridad de Londres.

Sobre el autor

Periodista desde que me levanto hasta que me acuesto. Y viceversa. Actualmente en Londres.

Deja tu comentario