Portada | Actualidad | Medio Ambiente | Reduce tus emisones de CO2 (en casa)

Reduce tus emisones de CO2 (en casa)

Una forma sencilla de reducir emisiones de dióxido de carbono en casa es apagar del todo las aplicaciones eléctricas cuando no están siendo utilizadas.

Muy poca gente conoce los detalles de cómo nuestras actividades del día a día generan dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Este es el primero de una serie de artículos cortos para abordar las diferentes maneras de reducir dichas emisiones de manera sencilla. A nivel individual no podemos cambiar mucho la situación pero nuestras acciones pueden influenciar a los que están a nuestro alrededor. Así, si todas las personas cambiaran su actitud en relación a las emisiones de CO2 los mercados empezarían a publicitar productos bajos en carbono y los gobiernos se darían cuenta de que el medio ambiente es una parte importante para ganarse votos en las campañas electorales.

Alrededor de 30 billones de toneladas de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero entran a la atmósfera cada año como resultado de las actividades humanas. La mayor parte proveniente de la combustión de carbón y petróleo para la obtención de energía. Este gas es el mayor contribuidor del calentamiento global y para evitar su producción en casa podemos tomar ciertas sencillas medidas. Por ejemplo, de media, una persona utiliza hoy en día alrededor de 50 litros de agua cuyas emisiones debidas a esta práctica pueden reducirse hasta la mitad tomando duchas más cortas en lugar de tomar baños y utilizando el agua un poco menos caliente. Esto, a parte de reducir aproximadamente 0.2 toneladas de emisiones al año por persona, también se manifiesta en la factura de la electricidad de la casa. Además, para evitar un consumo excesivo de agua al poner la lavadora o el lavavajillas, lo ideal sería esperar a tener una carga completa.

Al menos los nuevos electrodomésticos integran una opción para elegir la temperatura del agua. Otra manera de reducir las emisiones de dióxido de carbono en casa es tan simple como apagar del todo las aplicaciones eléctricas cuando no están siendo utilizadas en lugar de dejarlas en reposo o «stand by» como los televisores, reproductores de DVD o videoconsolas. Además electrodomésticos como las tostadores muchas veces utilizan energía solamente por estar enchufados, con lo cual no sería una mala idea desenchufarlos siempre y cuando no estén siendo utilizando. Para este propósito, existen los adaptadores con más de un enchufe que cuentan con un botón de encendido y apagado. No hace falta mencionar que una de las maneras más sencillas de ahorrar energía en casa es optar por un aislamiento óptimo para reducir la pérdida de calor como por ejemplo mediante ventanas de doble acristalamiento. Instalar un termostato programable para invierno en casa hace que se consiga la temperatura deseada siendo esta más fácil de mantener luego utilizando menos energía. Y por si no lo habíais pensado todavía, reemplazar las bombillas normales en casa por las de bajo consumo hace que se use un 80% menos de energía y estas duran 15 veces más que las normales.

Próxima edición: Reduce tus emisiones de C02 en la comida.

Climate Actio2n es una empresa social cuya misión principal es reducir las emisiones globales de dióxido de carbono.
www.climateactio2n.com

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio