Portada | Actualidad | Reino Unido no extraditará al mayor pirata informático contra EEUU

Reino Unido no extraditará al mayor pirata informático contra EEUU

El británico Gary McKinnon, conocido como «Solo», se enfrenta a 60 años de cárcel en EEUU por acometer el mayor caso de piratería informática sobre el gobierno estadounidense. Él mismo admitió haber accedido a 97 ordenadores gubernamentales entre febrero de 2001 y marzo de 2002, entre ellos a los sistemas del Ejército y el Departamento de Defensa. McKinnon, de 46 años, sufre desde 2008 el síndrome de Asperger, que es un trastorno severo del desarrollo en el cual la persona padece dificultades para comunicarse con los demás, torpeza motora, o comportamientos repetitivos o perseverantes. Por esta enfermedad, la ministra de Interior británica, Theresa May, ha manifestado hoy que Reino Unido no extraditará a McKinnon como reclamaba EEUU por razones humanitarias.

Theresa May ha concretado en una declaración parlamentaria que su país se opondrá a la extradición del escocés Gary McKinnon por el riesgo que había de que pudiese suicidarse si era entregado a EEUU y por padecer autismo. May ha tomado esta decisión en nombre de su gobierno tras recibir asesoramiento legal y revisar los informes médicos sobre esta persona. La ministra ha añadido que este hombre está «seriamente enfermo» y su extradición era «incompatible» con sus derechos humanos ante «el riesgo de que pudiese terminar con su vida». Eso sí, al mismo tiempo, la titular de Interior ha instado al fiscal general del estado, Keir Starmer, a decidir si McKinnon debe ser juzgado en Reino Unido por sus delitos.

El mayor pirata informático contra el gobierno estadounidense fue detenido en 2002, pero luego, se le admitió la libertad bajo ciertas condiciones. Gary McKinnon, quién ha luchado desde entonces para evitar la extradición a EEUU, concedió una entrevista a la cadena británica BBC en 2006 en la que aseguró que su objetivo era encontrar pruebas de la existencia de ovnis. Dos años después se le diagnosticó el síndrome de Asperger.

El «hacker», nacido en Glasgow, ha perdido en los últimos años multitud de recursos presentados en la Cámara de los Lores, el Tribunal Superior y la Corte Europea de Derechos Humanos. Pero, la suerte le cambió en el 2010 cuando un juez del Tribunal Superior de Londres dictaminó que existía el riesgo de suicidio si el acusado de piratería informática era extraditado. Ahora, un equipo de psiquiátricos solicitado por la ministra de Interior británica ha reafirmado ese dictamen. Así pues, Gary McKinnon, el autor del caso más importante de piratería informática que ha sufrido el gobierno estadounidense, parece haber conseguido quedarse en Reino Unido, pero esto no quiere decir que se haya librado aún del posible castigo por sus delitos.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio