Revuelta estudiantil en Londres

Multitud de protestas estudiantiles fueron el foco de atención el pasado 9 de diciembre en el centro de Londres. Miles de estudiantes y profesores llegados de diferentes partes de Inglaterra se agolparon en las inmediaciones del Palacio de Westminster donde se encuentra la Cámara de los Comunes del Parlamento para presionar al Gobierno a votar en contra de la subida de las tasas universitarias el mismo día de su aprobación. Pero los actos de protesta no hicieron mella en el Gobierno británico que con 323 parlamentarios a favor y 302 en contra, dio luz verde a una nueva ley encaminada a reducir el déficit presupuestario. La aprobación de esta ley supone un incremento que casi triplica la tasa actual pasando de 3.450 libras al año (4.120 euros) a 9.000 libras anuales (10.750 euros).

A lo largo del día y a pesar del intenso cordón policial fijado, se produjeron enfrentamientos entre policía y manifestantes dejando como resultado numerosos heridos y 32 detenidos. Entre los altercados destaca el de un grupo que atacó el coche en el que viajaban el príncipe Carlos y su esposa, Camila Parker, del que ambos salieron ilesos, y el de otro grupo, entre ellos el hijo del guitarrista del grupo Pink Floyd, David Gilmour, que escribieron graffitis en el cenotafio y en la estatua de Winston Churchill.

El intenso revuelo estudiantil vivido en las últimas semanas y en especial el del pasado jueves no ha dejado indiferente a ningún sujeto. Las impactantes imágenes recogidas por la fotógrafa Ana Rojas así lo demuestran. Varios cientos de estudiantes ocupando el edificio en el que se encuentran las oficinas centrales del Partido Conservador en Millbank o las imágenes de estudiantes rompiendo escaparates en acto de protesta ocuparon el prime time de todos los informativos del mundo, como fue el caso de España. Desde Inlgaterra, Scotland Yard, la policía metropolitana, ha abierto una investigación por lo desórdenes del pasado jueves. Asimismo, el primer ministro David Cameron, condenó el ataque a Carlos y Camilla y advirtió a los responsables que deberán pagar con todo el peso de la ley. Por su parte, algunos estudiantes y profesores han salido a la palestra para justificar estos acontecimientos que han calificado como actos de resistencia y no de violencia.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio