miércoles, 29 de junio, 2022

Cómo afrontar la nostalgia cuando se vive en el extranjero

Cuando hablamos de vivir en el extranjero, a menudo nos centramos en las cosas buenas. En que es una oportunidad, y a menudo un salvavidas. Para nosotros y nuestras familias. O que es una experiencia culturalmente enriquecedora que nos cambiará para bien. Aunque todas esas cosas son ciertas, rara vez reconocemos el inconveniente: la nostalgia. Una vez que te hayas establecido, te ayudaremos a mantenerte conectado con tus seres queridos. ¿Estás preparado para enviar dinero al extranjero de forma rápida, sencilla y segura?

Trasladarse al extranjero, aunque sea por una temporada, nos pasa factura. Es fácil sentir nostalgia cuando estamos lejos de nuestros seres queridos, especialmente cuando la mudanza es de larga duración. Sin embargo, la nostalgia es una emoción increíblemente humana. Y si te sientes mal ahora mismo, ¡tenemos buenas noticias! Hay muchas formas efectivas de lidiar con la nostalgia. A continuación, te explicaremos diferentes técnicas para tratar la nostalgia. Para obtener los mejores resultados, te recomendamos encarecidamente que las sigas.


Formas de lidiar con la nostalgia

No importa si te sientes así durante unos días o unos meses, echar de menos tu casa es algo natural. La nostalgia proviene tanto de tus vínculos emocionales como biológicos. Tanto tu cuerpo como tu mente necesitarán un periodo de adaptación, así que sé amable contigo mismo mientras te adaptas. Y recuerda: todos los emigrantes somos unos soñadores que juegan fuera de casa.

1. Mantén el contacto

El primer consejo para frenar la nostalgia es obvio. Pero mantenerte en contacto con tus seres queridos es una parte integral del proceso de adaptación. Aunque la distancia puede ser desalentadora, encontrar formas de mantenerse en contacto te ayudará a tranquilizarte. Sí, estás lejos de tus seres queridos, pero no se han ido. Si todavía no has salido de casa, es bueno que empieces a planificar cómo vas a estar en contacto con ellos. ¿Necesitas que tus seres queridos consigan una tablet o un ordenador para que podáis hacer videollamadas? ¿Puedes conseguir que un vecino o un cibercafé local les ayude? Te sentirás mucho más cómodo una vez que hayas resuelto la logística para mantenerte conectado con los tuyos.

2. Respeta su tiempo y el tuyo

Los husos horarios, el trabajo y las responsabilidades domésticas pueden hacer que mantenerse en contacto sea un reto mayor. Las relaciones a distancia requieren trabajo y determinación, así que asegúrate de respetar el tiempo de los demás y el tuyo propio. Eso significa que debes esforzarte por determinar los mejores momentos para charlar y comprometerte a ello. Da prioridad al poco tiempo virtual que tienes con tus seres queridos, independientemente de ocupado que estés en el extranjero.

3. Haz nuevos amigos

Aunque tu familia y tus amigos siempre estarán a tu lado, mudarte al extranjero significa empezar de cero. Sal y haz amigos. Conoce gente o apúntate a reuniones sociales después del trabajo. Es difícil superar la nostalgia si no nos esforzamos por crear un nuevo hogar. Puede que te parezca que estás traicionando tu pasado, pero ya has tomado la decisión de mudarte a una nueva ciudad, así que aprovéchala al máximo.

4. Planificar las visitas

Nunca dejaremos de echar de menos a nuestros seres queridos. Pero planificar las visitas puede ayudarnos a sentirnos mucho mejor. Si ya sabemos cuándo vamos a viajar, cuando tenemos ese vuelo de vuelta a casa, usa ese sentir de «ya queda menos» para frenar la nostalgia. Por ejemplo, si estás estudiando, puedes centrarte en el nuevo semestre y reconfortarte con el hecho de que verás a tus seres queridos durante las próximas vacaciones. 

5. Guarda el álbum de fotos

Lo más fácil -y también lo más perjudicial- que podemos hacer es apoyarnos en nuestra nostalgia. Guarda los álbumes de fotos y los recuerdos en algún lugar a mano, pero no en tu mesilla de noche. Para que la distancia funcione para ti y para tu familia, todos los implicados deben adaptarse a una nueva rutina. Si te pasas el tiempo en casa, recordando y llamando a tu familia sin parar, ninguna de las partes tendrá la oportunidad de ocuparse de otras cosas importantes. Sabemos que es difícil. Pero estas cosas son como arrancar una tirita.

6. Deja que el tiempo haga lo suyo, la nostalgia irá desapareciendo

¿La nostalgia desaparece alguna vez? Sí. En lugar de un sentimiento generalizado de tristeza y separación, la nostalgia se sustituye por pequeños momentos de nostalgia. La readaptación llevará tiempo tanto para ti como para tus seres queridos, pero la mente humana es bastante resistente. Pronto, tu nuevo hogar y tu forma de vida te resultarán tan familiares como tu casa. Cuando eso ocurra, podrás aprovechar las ventajas de pertenecer a diferentes países y culturas (e incluso superar la nostalgia).

¡Y ahí lo tienes! Esperamos que estos consejos te ayuden a superar la morriña y que puedas volver a prosperar. Y recuerda: sé amable contigo mismo. Mudarse al extranjero es un proceso difícil. Se necesitan muchas agallas, valor y determinación para convertirse en un expatriado.

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Logotipo de Ria Financial Services