Ricky Rubio es la nueva sensación de la ÑBA

Estos días se está celebrando el All Star de la NBA. Aquí se ven a las estrellas de la liga más importante del mundo. Hasta hace poco, sólo los aficionados de  raza del baloncesto prestaban atención a un deporte que por culpa del fútbol queda a su sombra. Sin embargo, España está de moda con un rookie que ha levantado expectación en todo el país, Ricky Rubio. En los Minnesota Timberwolves, tenían ya razones para pensar que iba a ser una buena aportación para el equipo. Lo que puede que no se esperaran es que se convirtiera en la sensación del momento sólo eclipsado por el californiano, de origen taiwanés, Jeremy Lin. En el partido del All Star, Ricky le ganó la partida y fue él quién ptagonizaba el Top 5 con una jugada imposible que empieza con un caño y termina en un pase para el alley-oop de Blake Griffin.

Lleva desde que empezó la temporada sorprendiendo con sus asistencias, sus recuperaciones y con su visión de juego. En el All Star también ha dejado otro recado marcando un nuevo Récord Guinness desde detrás del tablero. Encestando un total de 18 tiros, 16 de ellos seguidos, en sesenta segundos. Para cerrar la actuación, su compañero de equipo Derrick Williams le pidió ayuda en el concurso de mates en un intento fallido por llevarse el premio más espectacular del fin de semana. A todo esto, hay que sumar que hasta el mismísimo Shaquille O’neal ha tenido palabras de elogio para el español. Eso sí, hace unas semanas el gran Shaq tuvo una confusión poniéndole el apodo del «Pistol Pete italiano», en referencia al legendario Peter Press Maravich que revolucionó el juego con su visión fácil y sus pases inverosímiles para la época. Pero este fin de semana, Shaquille O’neal, como entrenador del equipo de Ricky, le dijo: «Te voy a llamar el Pete Pistol español ¿vale?». Una anécdota que Rubio destacó después: «Me hacía ilusión jugar el All Star, por conocer a algunos de mis ídolos como Shaquille O’neal.

Pau deja paso a Marc

Pau Gasol abrió el camino a esta nueva generación de jugadores a los que se bautizó como la ÑBA. Ahora es el turno de su hermano Marc que hoy se estrena como All Star siguiendo los pasos de Pau que no estará este año. A su lado tendrá a uno de los socios de su hermano, Kobe Bryant, que parte como la estrella de la conferencia oeste. En frente, el tridente temido de Lebron James, Dwyane Wade y Dwight Howard. Va a ser un partido muy especial para Marc que se encuentra en un momento dulce de su carrera. La otra cara es la de su hermano, pese a ser querido por sus compañeros y por la afición, está pendiente de todo lo que pueda pasar estos días, lo que dicidirá el futuro de Pau Gasol al que se le ve cada día más lejos de los Lakers.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio