Los rincones más originales para visitar en Londres

0

La ciudad de Londres es conocida por sus museos, atracciones y exposiciones de fama mundial. Además, la riqueza cultural de la capital del Támesis atrae a visitantes de todo el planeta. Sin embargo, en una ciudad tan grande y tan llena de historia, también hay formas extrañas y maravillosas de entretenerse. Si estas buscando algo diferente para hacer en la ciudad, en El Ibérico hemos recopilado una lista de lugares extravagantes y fantásticos que no te puedes perder. Desde una cena a oscuras, hasta pasear por House of Dreams. Abre tu mente y disfruta de experiencias únicas y originales que no podrás olvidar.

Los rincones más originales para visitar en Londres

1. Dans le Noir? en Clerkenwell

Dans le Noir? Sí. Porque este restaurante te permite comer, beber y charlar sin nada de luz, en completa oscuridad. Este local te ofrece una experiencia sensorial y gastronómica única. Además, su objetivo es animar a los comensales a centrarse en los olores y las texturas que aportan los alimentos. Podrás elegir entre cuatro menús: rojo (carne), azul (pescado), verde (vegetariano) y blanco (especialidad del chef). En definitiva, una aventura que puede convertir tu velada en una noche única.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#restaurant #danslenoir #tasting #food #human #sensory #family #clerkenwell #inthedark #experience #foodies

Una publicación compartida de Dans le Noir ? London (@danslenoirldn) el

2. House of Dreams en East Dulwich

En una calle muy normal de East Dulwich encontrarás esta extravagante casa, más conocida como House of Dreams. Su diseñador, Stephen Wright, ha creado un espacio tomando el concepto: “la basura de un hombre es el tesoro de otro y debes correr con él”. Cada superficie de su casa es un collage de objetos que pueden ir desde muñecas abandonadas, tapas, plumas e incluso botellas de plástico usadas. Un escondite mágico y estrambótico que solo está abierto al público unos cuantos días al año.

3. God’s Own Junkyard en Walthamstow

Con una puntuación de 9/9 este lugar es increíblemente deslumbrante. Y nunca mejor dicho, porque exhibe luces de neón. Y es que God’s Own Junkyard muestra la colección personal del artista Chris Bracey. Es más, en la galería puedes encontrar desde las señalizaciones de los clubes de sexo del Soho en los años 60, hasta sus trabajos para el cine. Piezas que se utilizaron en ‘Capitan América’, ‘Ojos bien cerrados’, ‘Byzantium’ y más. En suma, este museo es un maravilloso mundo de neón. Además, en su cafetería te sentirás de película.

4. Deptford Creek Low Tide Walk

Si eres un amante de la naturaleza, este es tu plan. Al bajar la marea, Deptford Creek te ofrece caminar por uno de los últimos arroyos naturales que se encuentran en Reino Unido. Además es un refugio para las plantas y los animales de agua dulce y salada, como aves, mariposas y más de 120 especies de flores silvestres. La caminata dura alrededor de dos horas y es necesario reservar para no quedarse sin plaza.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Sunny days and happy explorers at Creekside Discovery Centre! #deptford #lewisham #london #schooltrip #geographyfieldtrip #urbanexplorers #creeksidediscoverycentre

Una publicación compartida de Creekside Discovery Centre (@creekside_discovery_centre) el

5. Gorilla Circus Flying Trapeze School en St. John Wood

Ya queda poco para que llegue el verano y con él, la escuela de acróbatas de Londres. Y es que cada verano hay una cita con la escuela de trapecio que acampa en el noroeste de Regent’s Park. Además, pasar unas horas con ellos es una experiencia inolvidable. Si te atreves, puedes dar un salto mortal de hasta tres metros, ya que sus expertos acróbatas te enseñarán los trucos de las barras más altas que se instalan por esas fechas en la capital británica. La escuela Gorilla Circus ofrece una mezcla entre diversión y terror que no te puedes perder.

6. Sir John Museum en Holborn

Si lo que buscas es disfrutar de la historia, visita Sir John Museum. Y es que una de las aficiones de Sir John Soane era coleccionar objetos obsesivamente. Es más, esto le llevó a en el siglo XIX a convertir su casa en museo, al que según las palabras del mismo Sir John “aficionados y estudiantes deberían tener acceso“. Además, como todo buen arquitecto, remodeló el espacio para conseguir canalizar la luz del día y expandir las habitaciones, consiguiendo el ambiente idóneo para sus obras. En su interior descubrirás desde la sala del desayuno con un maravilloso techo abovedado de cristal, hasta el extraordinario Monument Court. Este contiene un sarcófago de alabastro tan fino que casi es translucido, tallado para el faraón Seti (1291-78 AC). Además, desde hace unos años se puede disfrutar de la zona privada de Soane que te permitirá disfrutar del pasado de Londres.

Sobre el autor

Deja tu comentario