Portada | Escaparate | Viajes | Ron colonial, música y sol… ¡Nos vamos a Santo Domingo!

Ron colonial, música y sol… ¡Nos vamos a Santo Domingo!

Viajar hasta la República Dominicana para gozar de la música, el ruido y el buen humor de sus gentes es una de las mejores opciones para este verano. Así viven sus ciudadanos y así te lo harán saber cuando llegues a su capital, cuya zona colonial fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Santo Domingo, fundada en 1496 por Bartolomé Colón, hermano de Cristóbal Colón, es una de las 31 provincias de la República Dominicana y está compuesta por los municipios de Boca Chica, Santo Domingo Este, Santo Domingo Norte, Santo Domingo Oeste, Los Alcarizos y Pedro Brand. Bachata en cada esquina, ron por doquier y un tráfico infernal son las señas de identidad de Santo Domingo. Con más de 2 millones y medio de ciudadanos, la capital de República Dominicana es un hervidero de personas y coches, motos y guaguas, pero que conserva a la vez esa alma latina y cuyo pasado colonial le otorga un punto de clase, común a todas las capitales latinoamericanas. A su vez, Santo Domingo conserva una fuerte influencia americana, visible sobre todo en sus calles o avenidas cuyas placas ostentan los nombres de Abraham Lincoln, Winston Churchil o John F. Kennedy.

Para tu viaje a la Isla Española, te recomendamos que busques una persona local que te acerque a la verdadera cultura dominicana. En este reportaje te ofrecemos una pequeña ruta de los lugares indispensables que no puedes perderte en tu visita a Santo Domingo.

Zona Colonial

La zona con más solera y más antigua de la ciudad está situada junto a la desembocadura del río Ozama. En ella, podrás disfrutar del encanto de sus calles y de algunos edificios que aún continúan intactos desde la época colonial. Esta parte de la ciudad es un recorrido que merece la pena disfrutar poco a poco, sin prisas, comprando souvenirs a los vendedores locales o disfrutando del finísimo arte autóctono que tanto éxito tiene entre los visitantes.

El punto de partida podría comenzar en el parque Colón, presidido por una estatua del mismo navegante, realizada en el siglo XIX por el artista francés Gilbert. Tómate tu tiempo y disfruta del agradable clima dominicano en una de las terrazas del recinto. Después de un buen café o refresco, te recomendamos que visites la calle de El Conde, donde encontrarás las más variadas tiendas y buenos restaurantes donde degustar la comida local. No olvides que muy cerca de allí se encuentra la primera catedral de América, la de Santa María la Menor, construida en el siglo XVI y en cuyo interior trabajaron artistas de la talla de Cellini o Esteban Murillo.

Museos

Santo Domingo es una ciudad con mucha historia y donde el arte ocupa un lugar importante entre las atracciones turísticas de la ciudad. Te presentamos un pequeño recorrido por los sitios con mayor interés cultural de la ciudad.

El Faro a Colón fue construido en 1992 por el Gobierno dominicano y en su interior dicen, se encuentran los restos de Cristóbal Colón. También conocido como Museo de las Américas o Tumba Mausoleo del Almirante Cristóbal Colón, está situado en la parte oriental de la ciudad de Santo Domingo, al otro lado del Río Ozama. Tiene una longitud de 800 metros y es el único de su condición que cuenta con 251 faroles que iluminan el cielo.

El Panteón Nacional es un edificio de estilo neoclásico que durante el siglo XVIII fue monasterio jesuita. Uno de sus detalles más interesantes es una enorme lámpara de cobre situada en la cúpula y que fue donada por Francisco Franco al ex presidente Trujillo.

El Museo de Arte Moderno se inauguró en 1976 y cuenta con varias salas de exposiciones en cuatro niveles, un Auditórium con capacidad para ciento cincuenta personas y una biblioteca especializada en arte dominicano y universal. Además, existe una tienda que ofrece obras de artistas, artesanía y diversas publicaciones de arte.

Merece visita obligada el Museo del Hombre Dominicano para conocer a fondo la cultura dominicana en todas sus manifestaciones. En su interior, el visitante podrá disfrutar de una colección permanente de materiales arqueológicos que abarcan toda de la historia dominicana, desde la época precolombina hasta los tiempos actuales.

Playa Boca Chica

Por todos es sabido que quien habla de República Dominicana habla de vacaciones en playas paradisíacas. En nuestro caso, preferimos disfrutar de Santo Domingo y de su riqueza durante toda nuestra estancia en la ciudad, aunque si algún día queremos conocer las maravillosas aguas cristalinas y de arena blanca que rodean a la isla, la Playa de Boca Chica queda a tan sólo 25 minutos de la capital dominicana. Un lugar muy concurrido, sobre todos los fines de semana, ya que es considerada la playa de los ciudadanos de la capital. Estrellas de mar, arrecifes de corales y un paseo por sus aguas, pueden refrescar nuestros días en Santo Domingo.

Gastronomía

La comida dominicana es una mezcla de influencias españolas y africanas que cuenta con una amplia variedad de platos. Basada en el arroz y la carne de todo tipo su cocina es muy popular y la puedes encontrar a precios relativamente asequibles. Los mejores restaurantes de Santo Domingo se encuentran en el centro de la ciudad, y no sólo encontrarás los restaurantes típicos dominicanos sino que la ciudad cuenta con una amplia oferta de locales franceses, españoles, argentinos o italianos. Si lo que quieres es hacer un verdadero tour gastronómico, no olvides probar los siguientes platos:

  • Sancocho: el plato más conocido del país, se suele cocinar con carne de res y otros productos como la yuca, el ñame, la patata o el plátano.
  • La Bandera: la imagen más típica de las buenas comidas dominicanas, se compone básicamente de arroz, frijoles rojos y carne.
  • El Locrio: es un plato que recuerda a nuestra paella y que se prepara con mejillones, gambas o arenque. Un auténtico tesoro de la cocina criolla dominicana.
  • El Asopao: Aunque en los días calurosos sólo apetecen cosas frescas, merece la pena probar esta deliciosa sopa de arroz, pollo, tomate y cilantro.
  • Yaniqueques y bollitos de yuca: los aperitivos más populares de República Dominicana. Los primeros son tortas de harina cocinadas con bicarbonato de soda, agua y sal, y se encuentran prácticamente por todos los puestos callejeros de Santo Domingo. Los bollitos de yuca se rellenan de queso o cangrejo y son un bocado exquisito.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio