Portada | Actualidad | Se agotan las entradas para subir a la azotea de The Shard

Se agotan las entradas para subir a la azotea de The Shard

Los altos precios no han disuadido a turistas y demás residentes en Londres que quieren ver la ciudad desde el prominente The Shard -el edificio más alto del Reino Unido- cuando se abra al público el 1 de Febrero. La torre se enmarca en el nuevo London Bridge Quarter.

Las entradas para subir al punto más elevado de la ciudad se agotaron al poco de salir a la venta, a pesar del alto precio de las mismas: £24.95 para adultos y £18.95 para niños. Con un eslogan sencillo pero a la vez eficaz, los promotores de la visita pretenden enganchar a un público heterogéneo: «Deja de mirar hacia arriba y empieza a mirar hacia abajo».

 

Dos ascensores llevarán a los visitantes al mirador del nivel 68, antes de continuar hasta la azotea, en la última planta, la 72. Una vez que los turistas lleguen a la planta 69 dispondrán de unos telescopios interactivos con grandes pantallas de LCD y vídeo para ojear la ciudad. Éstos mostrarán una imagen real, viva, de ese preciso instante; aunque pulsando un botón tendrán la ocasión de ver la misma vista en un atardecer o al anochecer. La última parada, la planta 72, está parcialmente cubierta porque las esquinas de la sala no se juntan. Por lo tanto, en este nivel, el viento y la lluvia se dejarán sentir de primera mano.

El director ejecutivo encargado de dirigir las visitas en «La Astilla», Andy Nyberg, comentó hace unos días: «Este es el único lugar en el que puedes ver todo Londres de un vistazo y como tal, es el inicio natural para explorar la capital del Reino Unido». Los organizadores esperan un millón de visitantes el primer año.

El imponente The Shard es el edificio más alto de Europa y se encuentra en la zona sur del río Támesis. El espectacular rascacielos, diseñado por Renzo Piano e inaugurado el 5 de Julio del 2012, entre el jubileo de la reina y los Juegos Olímpicos, se compone de 87 pisos revestidos de once mil paneles de cristal; y alcanza los 310 metros de altura, sirviendo de cobijo para oficinas, restaurantes, apartamentos y un hotel; además de como principal guardián del SE1. En torno a la imponente torre se integran la nueva estación de London Bridge y otro edificio de 17 plantas junto a una plaza pública.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio