Se revela el número de latinoamericanos en Londres y su problemática social

Un estudio reflejó que en los últimos diez años el número de latinoamericanos regulares e irregulares presentes en Londres se ha cuadruplicado

El estudio, elaborado por Queen Mary University y presentado el pasado 19 de mayo en City Hall frente a la Autoridad de la Ciudad de Londres, reportó que el 61% de los 186.000 latinoamericanos que viven en el Reino Unido lo hace en la capital británica y a pesar de ser económicamente muy activos, ya que el 85% trabaja, la mayoría percibe la discriminación y la barrera del inglés como obstáculos críticos para mejorar su condición de vida.

«Reportes como este nos ayudan a ver quien está ahí, qué hacen y como están integrados en la sociedad,» expresó Richard Barnes, vice alcalde de Londres, refiriéndose al informe No Longer Invisible, el primer estudio profundo sobre esta comunidad.

La Dra. Cathy McIlwaine, investigadora y conductora del estudio explicó que a pesar de tratarse de una minoría joven, con alto nivel educativo y alto índice de empleo, sólo un 20% de latinoamericanos tiene puestos directivos mientras la mayoría recibe bajos salarios en trabajos poco cualificados. Este grupo lo forman personas que trabajan limpiando oficinas, restaurantes,  hospitales y hoteles.

«La mayoría no utiliza sus habilidades profesionales y es muy raro que hagan el mismo trabajo que tenían en Latinoamérica,» dijo McIlwaine, quien hizo hincapié en lo esencial que es hablar el idioma para mejorar su integración social pues casi un tercio no sabe hablar, escribir o leer inglés. «Es un desperdicio de potencial y toda la sociedad pierde,» agregó Cock. La motivación para emigrar es principalmente económica y se destacó que España, donde la recesión económica ha golpeado fuertemente, es puerta de entrada de 1 de cada 5 latinoamericanos que ha llegado recientemente a Londres.

 Explotación y Carencias

 

 

McIlwaine afirmó que el 40% de los latinoamericanos que trabajan en Londres ha sufrido abuso y explotación. En muchas ocasiones los jefes violan sus derechos laborales, reteniendo salarios, no otorgando vacaciones o maltratándolos verbalmente. Los empleados informales carecen de protección y se mostró que el 11% de los latinoamericanos, en comparación con el 1% del resto de la población británica, gana por debajo del salario mínimo. En este sentido, destacó el testimonio de José Luis, un boliviano indocumentado de 28 años, quien con lágrimas en los ojos expresó: «Muchos meses no me pagaron vacaciones ni horas extras que hacía de limpieza, y a mi esposa el supervisor le gritó y quería pegarle cuando ella reclamó que no podía hacer todo el trabajo por estar embarazada.»

Se accedió a conocer que dos tercios de los latinoamericanos viven con la presión de enviar remesas a sus familiares, la mitad vive en edificios deteriorados y un tercio viven en hacinamiento. A pesar del bajo nivel de vida, pocos utilizan servicios del estado: 1 de cada 5 latinoamericanos nunca ha ido al médico y más de la mitad tampoco ha sido revisado por un dentista. Solo el 20% de los latinoamericanos recibe beneficios sociales. «Son muchos los que no están teniendo acceso a los servicios de bienestar social a los cuales tienen derecho,» señaló Cock.

 Recomendaciones y Reconocimiento

 

 

 

Cock aseguró que se requiere del compromiso de las autoridades y de las agencias de servicios para tomar consciencia e informar a la comunidad hispanoparlante y lusófona, sobre sus derechos laborales, de salud y de beneficios a los que podrían acudir. Además se necesita ampliar oportunidades para desarrollar sus carreras y aprender inglés, a pesar de los tiempos difíciles en términos de recortes presupuestales propuestos a las clases de ESOL por parte del Gobierno.

Asimismo, Cock considera necesario discutir en política el tema de los inmigrantes irregulares y amnistiar su ilegalidad.

En cuanto al reconocimiento, se recomendó que las autoridades y agencias de servicios incluyan la categoría «Latin American» en formas de monitoreo étnico.

«El uso de esta categoría es importante para hacer el diagnóstico, para identificar su problemática y crear soluciones,» opinó Claudio Chipana, coordinador de Latin American Recognition Campaign. Frances Carlisle, Directora de Latin American Women’s Rights Service, lamentó la falta de una casilla con la denominación «Latinoamericano» en la forma de monitoreo étnico del Censo del Reino Unido 2011.

Carlisle comentó: «Con este informe por primera vez tenemos evidencia que demuestra lo numerosa que es la comunidad latinoamericana y su complejidad para que por fin se logre el reconocimiento oficial.»

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio