Un estudio británico informa que las selvas tropicales se están secando

0

Las selvas tropicales son uno de los ecosistemas más importantes en el mundo. Tienen la capacidad de almacenar carbono en su flora. Pero este ecosistema se encuentra en riesgo debido al aumento de las temperaturas. La selva amazónica en particular es una de las zonas que más riesgo corre. De ser una fuente de oxígeno ha pasado a ser un pozo de CO2. Según los científicos, se encuentra en un punto de no retorno y llaman a una “acción inmediata”.

Expertos de la Universidad de Leeds y Manchester han realizado un estudio que se centra en 600 lugares repartidos por el mundo y han esclarecido que cuando la temperatura es mayor de 32,2º, los árboles se calientan y se secan. Esto provoca su muerte y la propagación del carbono almacenado en ellos. Según los autores del estudio, esto ocurre porque al aumentar la temperatura, los poros de los árboles se cierran para ahorrar agua, pero eso provoca que no puedan recoger almacenar más carbono. Cuando mueren lanzan dicho carbono a la atmósfera. Los bosques y selvas tropicales contienen el 40% de todo el carbono almacenado en las plantas. Cada bosque tiene capacidades diferentes de almacenamiento de dicho elemento.

Stuart Davies, director del observatorio global de bosques del Smithsonian, encargó un grupo de investigación que estudiase los diferentes ecosistemas en los que se encontraban los bosques y selvas tropicales. El enorme grupo liderado por Martin Sullivan, desde la Universidad de Leeds y la de Manchester, encontró grandes diferencias en el total de carbono almacenado en los bosques de Sudamérica, Australia, Asia y África. También encontraron los factores que propician la expulsión del carbono: las altas temperaturas y el nivel de precipitaciones.

Si las temperaturas alcanzan los 32,2º el carbono se expulsa más rápido

El calentamiento global tiene gran parte de la culpa. Gracias a ello las temperaturas aumentan alrededor del mundo y dichos bosques liberan su carbono, lo que hace que vaya a la atmósfera y ensanche la capa de ozono. Es como un círculo repetitivo.

Sullivan y su equipo predijeron que en Sudamérica los bosques y selvas se verían más afectados por el cambio climático, ya que las temperaturas son más altas que en otros continentes. Y predicen aun un mayor aumento en dicha región.

“Este estudio muestra la importancia de proteger los bosques tropicales y de estabilizar el clima de la tierra”, afirma Jefferson Hall, co-autor del estudio.

El director de Iniciativas de Investigación Tropical de Smithsonian, Steve Paton, realizó un estudio en el país de Panamá ,en el que esclareció que en el año 2019 hubo un total de 32 días con más de 32º. Estos resultados indican que los días calurosos cada vez van a ser más habituales. Esta investigación encaja con la que se realizó meses atrás, en la que se llegó a la conclusión de   que los bosques han empezado a ser una fuente de carbono.

La expulsión de carbono por parte de estos bosques y selvas es un peligro para la humanidad, ya que cuanto más expulsen más daño le hará a la atmósfera, favoreciendo la aparición de los gases de efecto invernadero.

Sobre el autor

Deja tu comentario