Sexo y arrepentimiento entre los jóvenes de Reino Unido

0

La primera experiencia sexual es algo que marca para toda la vida. Únicamente un 3% de la población no recuerda cuándo ni cómo sucedió. Es algo muy personal y, por ello, tanto mujeres como hombres deben sentirse totalmente preparados y seguros antes de perder su virginidad. Sin embargo, en muchas ocasiones la falta de confianza, la presión sociallas redes sociales y la escasa educación sobre el tema pueden convertir al sexo en un recuerdo amargo.

Estudios demuestran que más de la mitad de las mujeres (52%) y dos de cada cinco hombres en Reino Unido (44%) pierden su virginidad antes de estar listos. Las mujeres más jóvenes, entre 13 y 15 años, son las que más suelen sentir que no estaban realmente preparadas en su primera vez. A pesar de que la temprana edad es un factor determinante, las experiencias negativas son frecuentes en todos los grupos de edad. Tanto el bienestar físico y emocional como el sentirse respetado por el/la acompañante son sentimientos clave para una primera experiencia positiva.

Tal y como informa Kaye Wellings, la coautora de la investigación de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres,”Si se convierte en una experiencia miserable, entonces colorea la subsiguiente exposición al sexo. Eso puede suponer vergüenza para los jóvenes. El motivo: porque es una parte importante de la vida y de sus relaciones“. Por lo general, las mujeres son más propensas que los hombres a notar presión por parte de su pareja y con ello, a tener un recuerdo negativo.

Como buena nota, el 90% de los participantes en el estudio de Wellings afirmaron haber utilizado métodos anticonceptivos. Se puede por ello afirmar que la mayoría contaron con una madurez emocional forjada a través de una educación sexual apropiada.

Todos los colegios impartirán clases de educación sexual

Tanto en casa como en las escuelas es importante hablar sin tapujos y de manera natural sobre el sexo seguro, de las diferentes orientaciones sexuales y de los riesgos de contraer alguna ETS. Es por ello que, a partir del próximo curso, todas las escuelas de Inglaterra, incluidas las religiosas, estarán obligadas a impartir clases de educación sexual. Por primera vez, también lo estarán sobre las relaciones LGTBI+. De esta manera, se espera poner freno además a los embarazos no deseados y promover el disfrute de un sexo libre y sin riesgos.

Sobre el autor

Graduada en Comunicación Audiovisual. Me apasionan la danza, los viajes y la gente positiva. Bastante inconformista, charlatana y soñadora. "Todo pasa por alguna razón" y "un día sin reír es un día perdido" como filosofía de vida.

Deja tu comentario