Siete curiosidades sobre la juguetería Hamleys

0

Ubicada en el corazón de Londres, en la comercial Regent Street, Hamleys se ha convertido en parada casi obligatoria para cualquiera que visite la ciudad. Especialmente, para aquellos que vayan acompañados de menores. Con una variedad casi infinita de juguetes, hoy desde El Ibérico te presentamos una lista de curiosidades sobre esta tienda.

Curiosidades sobre la famosa juguetería Hamleys

1. Los grandes almacenes de juguetes más antiguos del mundo

Aunque antes que Hamleys hubo otros negocios dedicados a la venta de juguetes, se puede decir que este fue el primero en realizarlo a gran escala. El fundador de la misma fue William Hamley, que abrió la tienda con el nombre de ‘Noah’s Ark’ en 1760. Se dedicaba a la venta de todo tipo de juguetes, desde muñecas de trapo a soldaditos. En 1837 ya se había convertido en un punto de venta de referencia en Londres. Años después, en 1881 se trasladó a su localización actual, aunque en ese momento tenía sólo dos pisos. En la actualidad, además de la tienda de Londres, dispone de otras sucursales en ciudades como Manchester, Cardiff, Glasgow. También en otros países como Rusia, Abu Dabi o Estados Unidos

2. Cerrado durante la ‘Gran Depresión’…

El famoso Crack del 29 no sólo afectó a Estados Unidos. Sus consecuencias fueron casi igual de devastadoras en la mayoría de países occidentales. Azotado por una reducción de sus ventas, Hamleys tuvo que cerrar en 1931. Fue la compañía Walter Lines la que se encargó de comprarlo, reestructurar su modelo de negocio y abrirlo de nuevo al público.

3… pero abierto durante la Segunda Guerra Mundial

Y si unos años antes había estado bajo mínimos y cerrado, una década después, durante la Segunda Guerra Mundial, Hamleys pasó a tener una actividad frenética. A pesar de que, durante los bombardeos de Londres, se vio dañado hasta en 5 ocasiones, se mantuvo abierto durante todo el conflicto. Sus empleados tenían que usar cascos de metal para protegerse de los guijos que pudieran caer del techo. Además sirvieron a los soldados que acudían a la tienda para comprar juguetes a sus hijos antes de acudir al frente.

4. Las mascotas de Hamleys

Hamleys tiene dos características mascotas. Se trata de dos osos gigantes que pueden verse en la entrada y que tienen como nombres Hamley y Hattie.

5. Una parada de bus muy particular

En el año 2014 y como homenaje al particular autobús de Londres, los directivos de Hamleys decidieron construir una parada con piezas de Lego. Para ello se usaron unos 100.000 ladrillos. El encargado de ello fue Duncan Titmarsh, que en ese momento era la única persona con certificado oficial para construcciones de Lego en todo el Reino Unido. Levantar esa parada supuso 14 días de trabajo. No se trató de una mera construcción decorativa, ya que esta fue usada para conectar hasta 9 rutas y estuvo operativa desde el 19 de junio hasta el 15 de julio de ese año.

6. Diferentes juguetes

Cualquiera que haya visitado la tienda ha podido ver el sistema de distribución de juguetes, colocados por temáticas en cada planta. Así, se pueden encontrar los peluches en la planta baja, aquellos de tipo interactivo en otro piso o juguetes para más pequeños y bebés arriba. En total, se estima que como media la tienda almacena unos 450.000 juguetes de unas 10.000 variedades.

7. Millones de visitas

Se calcula que Hamleys recibe cerca de 5 millones de visitas al año, sin duda uno de los negocios más concurridos de la capital británica y de todo el Reino Unido.

Sobre el autor

Economista y abogado de formación y profesión, y curioso por vocación. Un libro pegado a un hombre, llegó a Londres por ver qué hay detrás. Analítico, pero sencillo y (demasiado) despreocupado, jamás dirá que no a un café. Lleva más de un año tecleando para EL IBÉRICO, y lo que aún le queda.

Deja tu comentario