Susana Medina ‘El arte experimental es el modo de vivir muchas vidas e ir descubriendo tus propios límites’

La escritora valenciana afincada en Londres publica Red Tales Cuentos Rojos, sumergiéndose en su primer experimento narrativo en edición bilingüe tras una vida de éxitos literarios multiculturales

Residente en Londres desde 1987, Susana Medina, inglesa de nacimiento y valenciana de adopción, siempre ha escrito en una diversidad de medios interdisciplinarios, fascinada sobre todo por los huecos existentes entre las artes y los géneros, pero siempre en español, su lengua materna.

Ahora, con su primera aventura narrativa bilingüe Red Tales Cuentos rojos (Araña Editorial, 2012), una colección de cuentos co-traducida con Rosie Marteau al inglés, nos transporta a un submundo de herejías londinenses.

 

Escrito en su mayor parte a mediados y finales de los 90, antes de que Medina cayera enferma durante un largo periodo que le causó una sordera profunda, estos siete cuentos, -elogiados por su erotismo, riesgo, innovación e intensidad- han conseguido el Premio Internacional de Cuentos Max Aub. La autora cuenta a El Ibérico el proceso de creación de sus fábulas y la importancia del arte como medio de transmisión de la esencia humana: «En este libro me sumergí en una serie de experimentos narrativos y voces diferentes. Todos los cuentos están guiados por una narradora y todos los personajes son mujeres que articulan una mirada de desafío. Me interesaban la irracionalidad, la sexualidad, la identidad de género fluida, la sedición, la androginia».

La mujer en el arte

En Inglaterra existe una gran tradición de mujeres escritoras, pero su representación en las revistas y periódicos más importantes del mundo es irrisoria, como nos confirma Medina: «La historia del arte y de la literatura refleja la historia sexista que hemos heredado y la mujer artista de alguna forma se tiene que posicionar en cuanto a este legado». Medina es un vivo ejemplo de esa pugna en el trabajo y su constante éxito artístico es fiel reflejo de ello.

En 2006 obtuvo en Birkbeck University de Londres su doctorado, Borgesland (sobre espacios imaginarios en la obra de Jorge Luis Borges). Asimismo allí cursó su Master of Arts en Estudios Hispánicos mientras enseñaba literatura hispánica en la Universidad de Middlesex.

Prohibidos los convencionalismos

Sus inicios artísticos están ligados a un curioso descubrimiento que la introdujo en un mundo de escritura e innovación. A los dieciséis años descubrió Hojas de Hierba de Walt Whitman. «Fue una confusión divertida, pues creía que se trataba de un tratado sobre marihuana. Este libro revolucionó mi conciencia. Tenía en mis manos la mejor droga: la escritura. Se trata de un gran poema panteísta donde democráticamente se celebra todo: desde lo más diminuto hasta lo más monumental. Me di cuenta del ilimitado poder de las palabras».

Esa experiencia condujo su visión artística hacia la transmisión de algo lúdico, pero también existencial. Explorar lo no dicho. «La escritura y la lectura son formas de conocer el mundo, de abrirte a un universo que no conocías, de vivir muchas vidas y de entender al otro, de ir descubriendo tus propios límites. Todo lo que hacemos los humanos es arte. Hay arte que toca y arte que es simple mimesis, formas trilladas y torpes que se repiten pero que sin embargo atestan a nuestra voluntad creadora. El arte que me interesa es el arte que me conmueve, me transforma, suele ser arte en el que el ‘coeficiente trillado’ es nulo».

Con Red Tales Cuentos rojos la artista se aleja del convencionalismo de cuento tradicional. Su impulso fundamental para crear es estético e innovador. «Me mueve el deseo de transmitir belleza entendida en su sentido más amplio. Escribir también es una forma de pensar, de entender un fragmento del mundo, de lo humano», afirma Medina.

Dentro de su submundo de estética y fantasía, hay una sede creativa como nexo de unión: Londres. «Esta urbe significa la diversidad absoluta. Es una sopa de tantas culturas abierta a toda clase de iniciativas, llena de excéntricos y aventureros. Por eso Londres está siempre en mi escritura, en los personajes, en los ambientes».

Proyectos futuros

Una aventura lleva a otra. Tras su primera publicación bilingüe ahora estrena una novela en inglés. Philosophical Toys (Dalkey Archive Press, 2013) de la cual provienen los cortos cinematográficos Buñuel’s Philosophical Toys y Leather-bound Stories (co-dirigido con Derek Ogbourne). Su cuento Estrógeno representará a España en la antología Best European Fiction 2014 de Dalkey Archive en EEUU superando de este modo una nueva barrera lingüística y cultural: «Hay muchos autores que viven entre dos culturas lingüísticas, como es mi caso y es importante ir sacando eso adelante para conseguir que el autor sea accesible en ambas culturas, ésa es otra lucha». Luchas artísticas, literatura, cine, ensayo, creación, a Susana Medina ningún arte se le resiste.

BIOGRAFÍA:
SUSANA MEDINA nació en Inglaterra (Hampshire) en 1966. De madre alemana de origen checo y padre español, tras vivir unos meses en Alemania, su familia se trasladó a España (Valencia) en 1968, donde se educó. Fascinada por el multiculturalismo de Londres, se trasladó allí con 19 años para estudiar Historia del Arte e Italiano en el University College. Vivió durante un año en Venecia y Bolonia donde estudió en el DAMS con Umberto Eco y Dario Fo. Tras publicar Souvenirs del Accidente (Germanía, 2004), obtuvo la beca de investigación Arts and Humanities Research Board, el premio The Snowdon Award y una beca de escritura del Arts Council (febrero 2008), para su novela, Días giratorios de la noche. Además es traductora voluntaria en el Programa de Escritores Encarcelados, de PEN.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio