¿Te gusta tu figura?

0

Lamentablemente, pocas veces me he cruzado con alguien que me responda con un SÍ rotundo.  Sin embargo, lo cierto es que no existe la figura perfecta ni una persona sin atractivo. Todo el mundo tiene ciertos ‘defectillos’ y, por suerte, son muchas las mujeres famosas y estilosas que han convertido estos pequeños ‘defectos’ en su marca registrada. Pensemos por ejemplo en el lunar de Cindy Crawford o la nariz de Rossy de Palma. ¿Se imaginan a Jennifer López sin esas curvas en la cadera o a Oprah Winfrey usando una talla 36?  No, ¿verdad?

Mi consejo hoy es simple: no importa cuántos centímetros, michelines o curvas nos separen de la ‘perfección’ – aceptemos las cosas que no podemos cambiar y aprendamos a destacar nuestros puntos fuertes. La confianza en nosotras mismas y tener claro qué prendas nos sientan bien es lo que importa cuando de estilo se trata. Todo el mundo tiene atractivos, la cuestión es aprender a usar las prendas adecuadas para acentuar esos atributos, disimular los puntos débiles y crear proporción visual en nuestro cuerpo.

La moda y el estilo son como la arquitectura: una cuestión de proporciones. Coco Channel

¿Pero cómo saber qué prendas son las que mejor nos sientan?

La pregunta que con más frecuencia me hacen mis clientes durante una sesión de estilo es justamente cómo aprender a elegir la ropa adecuada. Y, de paso, dejar de perder tiempo y dinero en comprar prendas que no nos favorecen

Aquí les dejo algunos consejos prácticos:

  • Con buena luz y frente a un espejo, pruébate la ropa que te hace sentir guapa. ¿Cómo se ve tu cuerpo? Obsérvate en el espejo e intenta descubrir qué partes de tu figura hacen que esas prendas te hagan ver tan bien.
  • ¿Cuáles son las partes de tu cuerpo que reciben más piropos? (Una figura esbelta, un cuello bonito, bellos hombros, un escote estupendo, buenas piernas, brazos firmes…). Esas son las partes que tienes que destacar. Nunca ocultes esos atributos, a no ser que las inclemencias del clima exijan lo contrario.
  • Saca el máximo partido a tus puntos fuertes: si tienes buenas piernas, usa faldas; si tienes una cintura pequeña, usa cinturones que la destaquen; si tienes un busto estupendo, no lo escondas detrás de una blusa suelta; si tienes un rostro bonito y no tan buena figura: usa accesorios que atraigan la atención hacia tu cara (collares, pendientes, fulares).
  • Pruébate prendas de distintos colores y descubre cuáles son los que iluminan tu rostro, destacan el color de tus ojos y mejor le van a tu pelo…. y úsalos todo el tiempo.
  • Hazte una lista personal de colores, telas, cortes y largos que mejor te sientan y limítate a ellos cuando elijas qué comprar o qué ponerte.  Si te distraes fácilmente, escríbelo todo y tenlo a mano cuando salgas de shopping.

Recuerda: no se trata de la talla que usas, sino de cómo usas tu talla

En cuestión de estilo, es fundamental vestir la talla adecuada. Por ejemplo, cuando estés en los probadores con potenciales nuevas prendas, asegúrate de que las camisas y chaquetas no ajusten por detrás de los hombros y brazos. Pero tampoco hay que pasar al extremo contrario y que queden demasiado sueltas: usar ropa entallada que nos queda grande es tan malo visualmente como usarla apretada.  Una prenda nos sienta a la perfección cuando roza pero no aprieta nuestro cuerpo. La talla perfecta va a estilizar nuestra figura, pero incluso una prenda que nos quede mínimamente apretada nos va a hacer ver más grandes de lo que somos.

Sobre el autor

Nací en Buenos Aires y pasé la mitad de mi vida entre Madrid y Londres. Consultora de Imagen, madre, actriz entusiasta y voluntaria en SmartWorks.org.uk. Me apasiona viajar y soy adicta a los ‘makeovers’.

Deja tu comentario