Telefónica anuncia en Londres el recorte de 5.600 empleos en España

Guillermo Ansaldo, presidente de Telefónica en España, fue el encargado de anunciar la medida durante la convención de inversores celebrada en Londres la semana pasada.

El presidente de Telefónica de España, Guillermo Ansaldo, anunció el pasado 14 de abril, en en la segunda jornada de la convención de inversores celebrada en Londres, que están planteando reducir su plantilla en un 20% de los puestos de trabajo de su negocio de telefonía fija e internet en España (ajuste que afectaría a unos 5.600 empleados según el sindicato Unión General de Trabajadores).

«Más productividad y flexibilidad» es el objetivo fijado por la compañía. En el encuentro, el presidente de Telefónica de España explicó que tienen margen para mejorar la eficiencia y rentabilidad y para ello «van a reformularse los gastos comerciales a fin de beneficiarse del tamaño de la operadora en las compras por volumen, incrementando la gestión automatizada y remota y haciendo una gestión más simple».

Tras el anuncio de Ansaldo, Telefónica envió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un plan de incentivos (con opciones de adquisición de acciones de la compañía) para cerca de 1.900 directivos de la empresa, incluidos sus tres principales ejecutivos, y valorado en 450 millones de euros (unos 640 millones de dólares), según informó EFE.

UGT, emitió un comunicado exigiendo a la empresa que consensue y justifique las medidas de ajuste, tal y como hizo en los anteriores planes de regulación de empleo. Por su parte, un portavoz de Telefónica explicó que «cualquier decisión será pactada con los sindicatos».

El plan que también incluye la reducción del 6 %  en mandos directivos intermedios, tiene previsto desprenderse hasta 2013 de activos no estratégicos por valor de unos 600 millones de euros (unos 860 millones de dólares), entre los que están edificios y aplicaciones de tecnologías de la información. El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó en una rueda de prensa celebrada el pasado viernes que no está de acuerdo con el ERE. Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, señaló que no es un buen momento para producir ajustes de plantilla «en un tamaño tan importante». El presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, que se encontraba en China al día siguiente de conocerse  la noticia, explicó que prefería no comentar el plan de ajuste anunciado por Telefónica España al desconocer sus detalles.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio