Theresa May, tocada y puede que hundida

0

La primera ministra británica Theresa May atraviesa uno de sus peores momentos desde que llegara a Downing Street, en 2016. Primero, ha tenido que hacer frente a las continuas críticas desde que se hiciera con el cargo. Por otro lado, sufrió el batacazo de las elecciones del año pasado en las que el Partido Laborista le comió bastante terreno al Conservador. Y ahora, las dimisiones que se están sucediendo en su gabinete dejan a la premier en una situación harto complicada.

Su labor ya no es cuestionada de puertas para afuera sino también de puertas para adentro. Muchos miembros de su propio partido incluso están bajándose de su barco torie. Theresa May está tocada. Y puede que hundida.

Puede que hundida porque, tanto el adiós el domingo del ya ex ministro para el Brexit David Davis, como el adiós de ayer de Boris Johnson, hasta entonces ministro de Asuntos Exteriores, suponen un duro golpe para Theresa May. La primera ministra se mostró optimista en la reunión en Chequers. Su gabinete había aprobado “su plan” para salir de la Unión Europea. Ahora que ha podido comprobar que esa firma llegó a regañadientes por parte de algunos, su plan se tambalea. Y también su mandato. Cabe la posibilidad de que el liderazgo de May en los Tories tenga los días contados.

Poco separa ahora mismo a Theresa May del abismo.  Si un mínimo de 48 de los 316 diputados conservadores en el Parlamento británico envía una carta al grupo parlamentario conservador en la Cámara de los Comunes  ratificando su desconfianza en su jefa, el Parlamento debería votar bien para mantener, bien para hundir definitivamente el barco de May y expulsarla del cargo. Si pasara lo segundo, empezaría la carrera a contrarreloj por encontrar otro líder para el partido.

Las encuestas no ayudan a Theresa May

En la calle tampoco le ha ido, ni le va muy bien a la primera ministra británica. Las encuestas han arrojado falta de confianza en sus funciones, sobre todo en las referentes al Brexit. Estas encuestas llevan desde 2016 realizándose. Suelen preguntar si se ve a Theresa May capaz de conseguir un acuerdo de salida de la Unión Europea beneficioso y de éxito. Ahora mismo, el porcentaje favorable a la premier, es el más bajo de siempre. Solo un 29% de los encuestados apoya su labor.

Lo cierto es que a Theresa May no le queda mucho a lo que acogerse. La premier está perdiendo el respaldo de gran parte de su propio partido, incluso de su propio equipo de gobierno. Además, cada vez cuenta menos con el apoyo de sus propios votantes. May está en un túnel sin salida. No son muchos los que confían en que pueda enderezar el rumbo. En cambio, sí son muchos los que piensan que la premier está tocada y hundida.

Sobre el autor

Periodista desde que me levanto hasta que me acuesto. Y viceversa. Actualmente en Londres.

Deja tu comentario