Un tiburón atemoriza a los clientes de una pescadería en Londres

Todo se trataba de una broma, pero el susto se lo llevaron. Un tiburón expuesto junto a otros pescados en el muestrario de una pescadería londinense «resucitaba» cada vez que los clientes pasaban por delante y se abalanzada hacia los curiosos que se quedaban mirándole abriendo la boca y mostrando sus afilados dientes.

Diversos artistas trabajaron durante semanas en un muñeco lo más parecido posible a un tiburón real, para que el susto fuera mayúsculo. Para que la broma fuera viral, los organizadores grabaron con una cámara oculta a reacción de los clientes y colgaron el vídeo por internet.

La broma del tiburón, una nueva estrategia de marketing

Se trata de una iniciativa para promocionar la película Sharknado 2: The Second One, que ya ha sido estrenada en la gran pantalla. Esta no es la primera vez que los creativos publicitarios de una producción cinematográfica optan por organizar este tipo de vídeos que tanto triunfan en la red para dar a conocer un producto. Hace uno meses se hizo muy popular el vídeo un bebé que se levantaba de su cochecito atemorizando a los viandantes.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio