Torres se reencuentra con el gol y el United da un golpe a la Premier

El delantero anota dos goles en la victoria del Chelsea mientras el United abre hueco en cabeza al vencer al City en el derbi

Fernando Torres fue uno de los protagonistas de la decimoquinta jornada de la Premier League al reencontrarse –por partida doble- con el gol en la competición doméstica (llevaba nueve jornadas sin marcar), completando así una semana redonda en lo personal, con cuatro goles en dos partidos. Por su parte, el Manchester United ganó el pulso a sus vecinos del City (2-3) y amplía su ventaja en la cabeza de la tabla a seis puntos.

El Chelsea de Rafa Benítez se deshizo sin problemas por 1-3 del Sunderland (en el que jugó Carlos Cuéllar), consiguiendo así el técnico madrileño su primera victoria al frente de los blues, tan necesitada como balsámica. Los de Benítez, con Mata, Torres y Oriol en el once inicial, repitieron el buen juego desplegado ante el West Ham, esta vez no perdonando de cara a portería. Tras solo 10 minutos y después de tres avisos de Mata, Hazard y Torres, a la cuarta fue la vencida. Un balón de Hazard desde la izquierda lo cazaría el de Fuenlabrada para abrir el marcador con una sutil volea. El propio Torres, al borde del descanso, ampliaría la ventaja al transformar un penalti absurdo del Sunderland. Dos a cero y sonrisa en la cara de Torres, que con los dos que le endosó al Norjdelaand en Champions League redondeó su semana.

Benítez dijo que volvería a hacer que Torres viera puerta como ya lo hizo en el Liverpool y, de momento, la cosa no pinta mal. A punto estuvo el ariete de anotar un hat-trick, pero su disparo al inicio del segundo tiempo se estrelló en el larguero. Mata, no obstante, rebañó el rechace para liquidar el partido, pese a que Adam Johnson maquillase el marcador con un disparo cruzado que se envenenó y engañó a Cech. El Chelsea rompe por fin la racha (4 puntos de 21) que llevó a Di Matteo a la guillotina de Abramovich, aunque aún le queda mucho por remar para estar arriba.

La liga se podría haber puesto más interesante si el City hubiese aprovechado su condición de local para igualar con el United en la cabeza de la tabla, pero los de Ferguson tienen probablemente la mejor delantera del mundo, y eso se nota. Wayne Rooney culminó dos buenas jugadas para poner a los diablos rojos en clara ventaja tras solo media hora. El City, que no tiró la toalla, consiguió igualar en la segunda parte. Yaya Touré primero, tras doble paradón de De Gea; y Zabaleta a cinco minutos del final, tras un rechace, igualaron un partido vibrante de principio a fin. Pero Van Persie se quiso unir a la fiesta y, con la fortuna que da un roce en la barrera, coló un libre directo en la portería de Joe Hart cuando el partido agonizaba. Delirio en el United y Silva, Agüero y compañía no se lo creían. Seis puntos de ventaja que a buen seguro no se antojan suficientes para un United que desperdició una ventaja mayor la temporada pasada para perder el título en el último segundo de la temporada. Tendrán que seguir trabajando, aunque todo es más llevadero con Rooney y Van Persie gatillo en mano. Y, si todo falla, siempre quedará Chicharito.

Cazorla, el antihéroe

El Arsenal se reencontró con la victoria, con protagonismo absoluto de sus dos estrellas, Arteta y Cazorla. El vasco, por un lado, fue el autor de los dos goles que dieron la victoria a los de Wenger ante el West Bromwich Albion, equipo revelación de la temporada. Además convirtió los dos de penalty, resarciéndose así del que falló jornadas atrás en el último suspiro ante el West Ham. Cazorla, por otro lado, fue el protagonista «feo» del fin de semana, al simular uno de los dos penaltis con un piscinazo tras recortar a un Steven Reid que ni siquiera le roza. Victoria, al fin y al cabo, para un Arsenal que recorta puntos ante rivales directos como el Tottenham o el propio WBA.

Michu, a lo suyo

El delantero español del Swansea volvió a marcar por partida doble y se coloca en solitario como pichichi de la Premier con 12 dianas. El Swansea de Michael Laudrup, que alineó a Rangel, Chico y Michu de inicio, se vio sobrepasado por el vendaval del Norwich (con Javier Garrido en la banda izquierda) en la primera parte, hasta el punto de irse 0-3 al descanso. En la reanudación los de Laudrup reaccionaron por medio de Michu y De Guzmán, aunque el Norwich marcaría el cuarto con un sensacional libre directo de Snodgrass. Michu pondría el definitivo 3-4 de cabeza cuando ya no había tiempo para más.

Por último, el Wigan de Roberto Martínez empató a dos frente al QPR, que sigue sin conocer la victoria en liga. El ex madridista Esteban Granero sólo pudo disputar trece minutos y poco pudo aportar para conseguir la primera victoria de los de Harry Redknapp.

LO MEJOR
Torres vuelve por sus fueros. El delantero del Chelsea parece haberse reencontrado con el gol tras marcar cuatro en los últimos dos partidos. Sometido a infinita presión por la impactante cantidad de su traspaso (50 millones de libras), parece un ariete cuyo su estado anímico le afecta sobremanera. «Cheer up, Torres», titulaba un tabloide británico el otro día tras los dos goles en Champions. Esperemos que sí se anime y retome el nivel que demostró en el Liverpool.

LO PEOR
Cazorla, piscinazo innecesario. La simulación del penalti de Cazorla fue sin duda la imagen negativa de la jornada. Un gesto así tiene mala consideración en todos lados, pero en Inglaterra, donde se aboga por un juego duro y agresivo, pero limpio, la acción tiene peor consideración y pone al asturiano en el ojo del huracán. Con suerte, el buen juego que le ha llevado a ser el mejor gunner de la temporada volverá a ser noticia más pronto que tarde.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio