Portada | Actualidad | Economía | Transparencia: la mejor táctica frente a las dudas de los inversores

Transparencia: la mejor táctica frente a las dudas de los inversores

El secretario de Estado de Economía español, José Manuel Campa.José Manuel Campa expone en Londres las pruebas que aseguran un futuro positivo en la recuperación de la economía española
Tras las intervenciones de la economía griega e irlandesa, los rescates de Portugal y España han estado en boca de todos los medios de comunicación desde finales del año pasado. En el caso de España, el Gobierno de Zapatero ha optado por la política de la transparencia a la hora de afrontar las críticas y las dudas que han ido surgiendo en el mercado de inversores extranjeros.

Sobra decir que Londres es uno de los puntos clave de la economía mundial. El Ministerio de Economía español lo sabe y, por ello, han emprendido una serie de acciones que permitan justificar la solvencia de la economía de España. Con ese fin en su agenda, el secretario de Estado de Economía español, José Manuel Campa, ha volado hasta la City de Londres.

Se trata de un encuentro anual al que Campa ha acudido para inyectar una sola idea en la mente de los inversores presentes: España ha sentado las bases para una recuperación económica «sólida y equilibrada». El mensaje se ha distanciado de los falsos optimismos que abundaban en los discursos del Gobierno a principios de la crisis. Lejos de caer en la ingenuidad de un falso «lo peor ya ha pasado», Manuel Campa ha admitido que la crisis sigue azotando a España para, a partir de ahí, presentar el conjunto de medidas que ya están en marcha para convertir la recuperación económica en una realidad.

La reforma de las cajas

De 45 a 17 instituciones en tan solo seis meses. Ese es el dato que se ha escuchado en la City para demostrar que la reforma de la estructura bancaria, más en concreto las cajas de ahorros españolas, se está llevando a cabo de forma «eficaz y regulada». En el éxito de dicha acción está teniendo mucho que ver la creación del Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (FROB). España se encuentra sumergida en un proceso sin precedentes donde las cajas de ahorros se están fusionando o bancarizando para crear entes financieros de un mayor tamaño que incrementará la competitividad y la solvencia. Banco Mare Nostrum o Banca Cívica son sólo dos ejemplos de los SIP surgidos de la aplicación de la reforma de la Ley de Cajas en España.

Aumento de la confianza

Generar confianza en el mercado español es la clave para que el resto de países sigan invirtiendo en él. Para reforzar esta idea, Campa ha destacado, entre otras medidas, la mayor aplicación e incremento del acuerdo Basilea III. En dicho acuerdo, que se cerró en septiembre del año pasado, los gobernadores de los bancos centrales se comprometieron a triplicar el capital de calidad de sus entidades, para poder resistir las fuertes sacudidas financieras a corto plazo sin la necesidad de acudir a la intervención estatal. Además, Campa, respaldado en las cifras de los Presupuestos Generales del Estado, apuntó que el Gobierno se ha comprometido a reducir el déficit en un 3% de aquí a 2013. Por otro lado, el secretario de Estado de Economía remarcó que existe un mayor control fiscal sobre los gastos de las comunidades autónomas y que la aprobación del reforma de la Ley de la pensiones garantiza un elevado grado de rigor fiscal.

Un futuro positivo

Con pies de plomo, Campa se atrevió a afirmar frente a los inversores que el crecimiento económico español seguirá siendo «débil» en 2011. Sin embargo, dicho esto, siguió su discurso con el aporte de un mayor número de datos que avalan la credibilidad de la recuperación económica y su avance en positivo. Por ejemplo, destacó cifras como el aumento del consumo privado hasta una media del 1,2 % (frente a la disminución del 4,3 % en 2009) y el crecimiento de la inversión en bienes de equipo en una media del 2,3 % (frente retroceso del 25 % durante 2009).

No es el único dato positivo de la semana. Según la sociedad estatal Invest in Spain, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la inversión extranjera directa (IED) aumentó en 2010 en España un 4,7% respecto al mismo periodo de tiempo en 2009. Tampoco hay que olvidar la última visita a España del viceprimer ministro chino, Li Keqiang, quien se comprometió a respaldar la economía española «en las alegrías y en las penas». Del matrimonio España-China han nacido varios hijos que tienen como nombre «acuerdos comerciales». En concreto son 14 y alcanzan un valor de 5.506 millones de euros. ¿Será hora de pensar de nuevo que «lo peor ha pasado»? Aún no, pero noticias positivas como esta ayudan a coger una nueva bocanada de aire, antes de caer en la cuenta de que la recuperación sigue quedando bastante lejos.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio