Portada | Actualidad | Transport for London invierte 150 millones de libras para mejorar la seguridad de las carreteras

Transport for London invierte 150 millones de libras para mejorar la seguridad de las carreteras

Gordon Miller intentará batir el récord Guiness.
Chetty Thomas / Shutterstock.com.

Ayer, Transport for London (TfL) anunció que invertirá 150 millones de libras al año en programas para peatones y ciclistas. Su intención es reanudar los proyectos para promover la seguridad en las carreteras de la capital británica, los cuales se detuvieron durante la pandemia debido a la falta de dinero. Se pretende ampliar y terminar carriles bici así como reducir la velocidad de circulación en algunas carreteras a 32 km/h.

Se añadirán más de doce kilómetros de nuevos tramos a algunas vías ciclistas. Entre las vías a las que se incorporarán nuevos tramos se incluyen las siguientes: C9 Este, de Brentford a Kensington Olympia; C23, de Lea Bridge a Dalston; C34, de North Acton a Shepherds Bush; C37, de Hackney a Westferry; y C50, de Finsbury Park a Camden Town. Mientras, se planificarán 16 kilómetros de carriles para bicicletas entre: C9 Oeste, de Hounslow a Brentford; C4 Extension, desde Greenwich hasta Charlton; otros tramos de la C50, desde Finsbury Park hasta Camden Town; y una nueva ruta ciclista, de Wembley a Wood Lane.

Asimismo, las obras incluirán el tramo que falta de la C4 en Lower Road (Rotherhithe), la ampliación de la C2 desde Stratford hasta Forest Gate, la ampliación de la C6 desde Kentish Town hasta Hampstead y la creación de carriles bici protegidos en Loughborough Road (Brixton). Aparte, más de 27 kilómetros de carreteras en Camden, Islington, Hackney, Tower Hamlets y Haringey serán de 32 km/h en marzo de 2023.

Por otro lado, se ha decidido –tras una consulta previa– que se introducirán cruces más seguros en el lado norte del puente de Battersea, señalado como una zona peligrosa, y en el cruce de Drayton Park con Holloway Road. Igualmente, se prevén mejoras en Streatham High Road y Manor Circus en Mortlake. Mientras, esta semana se hará una consulta sobre si es conveniente o no mantener el carril bici de Park Lane.

Los cambios son más urgentes que nunca

Los responsables financieros de TfL han admitido que el total destinado a promover los desplazamientos activos será muy inferior al previsto antes de la pandemia, el cual era de 230 millones de libras al año. Aún así, Will Norman, comisionado londinense para los desplazamientos a pie y en bicicleta, ha subrayado que nunca ha sido más urgente el crear rutas más seguras puesto que, desde la pandemia, ha aumentado de forma significativa el uso de la bicicleta como medio de transporte. «Hay muchas cosas que hemos empezado y que tenemos que terminar. Se trata de aprovechar al máximo la red que hemos creado en los últimos años», ha añadido Norman.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio