La agitada travesía de Donald Trump por Reino Unido

0

Donald Trump ya está en Helsinki después de su agitada travesía por Reino Unido. El presidente de Estados Unidos ha viajado a la capital finlandesa para encontrarse allí con Vladimir Putin, tras haberlo hecho con la primera ministra británica, Theresa May, en un viaje de trabajo marcado por las protestas.

Llegaba el jueves Donald Trump a Londres consciente de lo que se iba a encontrar. Consciente de que su reunión con Theresa May iba a levantar ampollas. De que Londres se iba a movilizar. Tanto para protestar en su contra como para pronunciarse a su favor. Mayoría los primeros, minoría los segundos.

La maratón de manifestaciones dio comienzo el jueves con  “Keep Trump Awake”. Un grupo de manifestantes se concentraron cerca de la embajada estadounidense para hacer ruido y no dejar dormir a Trump, que pasaba allí la noche. Eso fue el aperitivo.

Un niño protesta contra Donald Trump. Foto: Irene Salvadores / El Ibérico

El plato fuerte, el viernes. Stop Trump Coalition y su “Together Agaisnt Trump” congregaron a cientos de miles de personas. Todos ellos avergonzados de la presencia del presidente de Estados Unidos en Londres. De su agenda. De su homofobia, islamofobia, racismo, sexismo, misoginia y beligerancia. Todos ellos, llenaron Trafalgar Square hasta la bandera.

Cientos de miles de personas salieron a las calles de Londres. Foto: Irene Salvadores / El Ibérico

El turno de los trumpistas llegaría el sábado. Bajo el lema “Welcome Trump”, miles marcharon para apoyar al presidente estadounidense. Para negar que no era bien recibido en territorio británico. Y para protestar asimismo por la presencia en prisión de Tommy Robinson, cofundador de la formación de extrema derecha English Defence League.  Ambos eventos fueron atados en corto por la Policía Metropolitana de Londres para evitar los altercados de junio en una manifestación pro-Tommy Robinson.

Las manifestaciones contra Donald Trump se trasladaron a Escocia

A la misma hora que “Welcome Trump” y “Free Tommy”, tenía lugar una contra-manifestación antifascista con “Stand Up To Racism” como nombre. Eso en Londres, todo el sábado, cuando Trump tenía planeado viajar a Escocia. Hasta allí se trasladaron las manifestaciones. Allí, otra vez, decenas de miles de personas “rodearon” el parlamento escocés para protestar contra Trump. Allí, como en Londres, un globo gigante caricaturizando a Trump sobrevoló los cielos.

El globo de Trump sobrevolando Londres. Foto: Roger Alarcón

Entretanto, Donald Trump disfrutaba jugando al golf en su propiedad escocesa. Alejado del ruido pero sabedor de lo que estaba sucediendo en Edimburgo. Sabedor, en resumen, de que una parte importante de Reino Unido no aprueba su labor. Al revés, la detesta. Ha quedado demostrado.

Sobre el autor

Deja tu comentario