Donald Trump cuestiona el acuerdo sobre el Brexit

0

El presidente estadounidense, Donald Trump, insinuó ayer que el acuerdo refrendado el domingo entre Londres y Bruselas podría ser un obstáculo entre EEUU y Reino Unido. Concretamente, a la hora de comerciar. Este pacto sobre la salida de la UE aún debe ratificarse por el Parlamento Británico. Las palabras del político norteamericano no contribuyen a calmar las opiniones tras el acuerdo presentado sobre el Brexit.

En su comparecencia ante la prensa, Donald Trump, señaló además que este acuerdo parece ser “un buen negocio para la Unión Europea”. Asimismo, el mandatario estadounidense, afirmó que “creo que tenemos que estudiar si Reino Unido tiene permiso para comerciar. Ahora mismo, si se lee el acuerdo, es posible que no puedan negociar con nosotros. No creo que la primera ministra haya querido decir eso y espero que pueda hacer algo al respecto”.

Respuesta desde Londres a Trump

Desde la residencia oficial de Downing Street opinan que Trump está equivocado. Uno de sus portavoces señaló que “el acuerdo sobre el Brexit aprobado con la Unión Europea es claro. Tendremos política comercial independiente para que el Reino Unido pueda firmar acuerdos comerciales con países de todo el mundo, incluído EEUU“. Además, añadió que el país “ya está sentando las bases para un acuerdo ambicioso con los Estados Unidos a través de grupos de trabajo conjuntos”. Ambas naciones se han reunido cinco veces hasta ahora.

Por su parte, Theresa May, ha repetido que Reino Unido podría negociar y llegar a acuerdos comerciales con países de todo el mundo tras el Brexit. Tanto ella, como otros ministros, no han ocultado que esperaban, en concreto, llegar a un acuerdo con los EEUU.

En virtud del acuerdo, Reino Unido no podrá ejercer una política comercial independiente durante el período de transición posterior al Brexit. Durante ese tiempo – 21 meses – Reino Unido sería un estado miembro de la UE. Ello supondría que el país no contase con ninguna representación en las instituciones europeas. Desde Londres tampoco se podría influir en la toma de decisiones de los 27.

Sobre el autor

Deja tu comentario