Portada | Cultura y Ocio | Arte | Un hogar en Londres para el teatro en español

Un hogar en Londres para el teatro en español

El director de CASA Latin American Theatre Festival explica el origen del proyecto y las próximas actuaciones

Es inglés, pero habla español con tal soltura que cuesta imaginar que Daniel Goldman lleva más de treinta años viviendo en Londres. En realidad, si se realiza el ejercicio de cerrar los ojos y escucharle no quedaría más remedio que arriesgar y asegurar que este joven emprendedor es argentino. De su viaje a Buenos Aires no sólo se llevó el peculiar acento, sino también dos ideas muy claras: «Supe que quería trabajar en el teatro y que quería dar a otros la oportunidad que había tenido yo de haber conocido, en este arte, la vertiente de la diversión y la político-social», explica.

Y así fue. Ahora es el director de CASA Latin American Theatre Festival en Londres, un proyecto que inició en el año 2007 para «crear un puente entre las dos grandes culturas teatrales: la londinense y la latina», explica él mismo. Por ello, desde entonces, la ciudad del Támesis acoge anualmente este festival en el que participan compañías latinoamericanas que viajan hasta la capital británica para actuar en su propio idioma: el español.

Los inicios, como todos, no fueron sencillos, pero existía voluntad por hacer realidad la idea que se gestó en la mente de Goldman durante su estancia al otro lado del charco y en París, donde estudió en la Escuela Internacional de Teatro Jacques Lecoq. «Empezamos a actuar en un lugar muy lindo, como es la cripta St. Andrews Holborn de Londres y presentamos trabajos de Argentina, El Salvador y México», recuerda Daniel, al tiempo que reconoce que empezaron de una manera «muy humilde». En aquel entonces, los actores eran londinenses que interpretaban obras latinas, sí, pero en inglés. Había que perfilar el proyecto. Un año después, el festival introdujo una hora en lengua española y añadió subtítulos. «Aún así, nos hicimos una pregunta clave: ‘¿realmente estamos presentando lo mejor del teatro latinoamericano?’ Y la respuesta era que no», confiesa el director.

A partir de ese momento, CASA decidió invitar a Londres a los mejores grupos de teatro de América Latina para que actuaran en español. Y, a juzgar por las palabras de Daniel Goldman, el festival ha encontrado el camino del éxito: «La calidad del trabajo es muy alta. Hay un deseo de ver lo mejor de lo mejor», sostiene.

Este año, la cita con el teatro latino en la capital británica será desde el día 7 de septiembre hasta el 16 del mismo mes en el OvalHouse Theatre, donde se lleva celebrando el festival desde hace tres años. «Es un lugar muy íntimo y familiar. Los espacios son pequeños, pero se crea una atmósfera increíble», asegura Daniel. Cuando se expresa, enfatiza en las palabras clave de sus frases y gesticula sin exagerar. No sólo el acento, también la calidez que suelen desprender los ciudadanos latinos conviven en este chico inglés de 31 años.

Una entrada asequible
«Es muy importante que el festival sea lo más accesible posible para todos», comenta. Por esta razón, el precio de la entrada es de cinco, diez o quince libras, dependiendo de cuánto esté dispuesto o pueda pagar el espectador de turno. «No queremos que el dinero sea la razón que obstaculice hacer llegar el arte y la cultura», mantiene el director del festival.

Las obras se interpretan en la lengua en la que fueron escritas, español, pero gracias a los subtítulos en inglés, el público que ocupa las 160 butacas que hay disponibles es bien variado. Según cálculos de Daniel, el 45% es latino; el 25% es europeo, mientras que el 30% es británico.

Todos ellos se reúnen tras las actuaciones para comentar las obras. Es el momento del debate, de la reflexión, de la charla, donde actores y público se funden. «Queremos que se sientan como en su casa, de ahí el nombre del festival», señala Goldman.

Tanto es así que los organizadores intentan que los artistas no duerman en hoteles, sino en los hogares de los propios londinenses. «A los que se ofrezcan podemos ayudarle con una pequeña dotación económica, pero la idea es que sea todo más cálido y cercano», asegura el director, quien recuerda que están buscando espacio para los actores que llegan para esta edición.

Esta filosofía se enmarca en la propia esencia del festival: «la idea de compartir, que es muy latina», mantiene Goldman. Él mismo hace hincapié en el origen de la palabra «compañía» (en referencia a un grupo de teatro) y explica que viene del francés companie, es decir «comer juntos, en hermandad y compartiendo», asegura. De momento, el día 10 de septiembre compartirán experiencias en la Noche de Comunidad, donde cada persona llevará un plato típico de su país.

Cuando Daniel Goldman llegó a Buenos Aires en el año 2001 y escribió cientos de cartas a diferentes teatros de América Latina para ingresar en una escuela, todavía no podía saber que sería sólo el principio de toda una carrera en español. Ingresó en la escuela de Alejandra Bueno, Andamio 90, donde realizó «un enorme trabajo teatral, pues ensayaba sesenta horas a la semana», recuerda. «Soy el director que soy porque intento mezclar el entretenimiento con la política y la sociedad». Son palabras de un hombre cuyo discurso transmite que cree en lo que hace y en la universalidad del arte. «Soy inglés, pero mi verdadero domicilio es el teatro», sostiene. Ahora es el responsable de que en Londres se levante cada año el telón de la cultura teatral en español. Que empiece entonces la función.

Julio Adrião explicará con su obra A Descoberta das Américas la invasión española en América Latina.

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio