Un millón de estudiantes piden voto para el acuerdo del Brexit

0

El Brexit no parece traer muy buenas perspectivas de futuro para los jóvenes de Reino Unido, y ellos lo tienen claro. Un millón de estudiantes están dispuestos a hacer algo para cambiarlo y así se lo han hecho saber al Parlamento. El objetivo: tener voz y voto en el acuerdo final de ruptura entre Reino Unido y la Unión Europea.

Bajo el lema de que “el mundo no es igual hoy que en 2018”, y que las promesas de los brexiters se han roto, 60 representantes de asociaciones estudiantiles han tomado cartas en el asunto. Así, a través de una carta, y con el soporte de un millón de jóvenes se han dirigido al Parlamento. “Que la voz de los jóvenes [respecto al Brexit]se a escuchada”, reclaman.

Otro de los argumentos es que muchos de sus representantes no tuvieron derecho a voto hace casi dos años. Ellos también quieren que se les escuche, reclaman. Ellie Keiller, representante estudiantil en la Universidad de Birmingham, asegura que 750.000 jóvenes adquieren la mayoría de edad cada año. “Es justo que tengan su voto en el asunto. Ellos son los que van a tener que vivir las consecuencias del Brexit durante más tiempo”, subraya Keiller.

“El Brexit es el principal obstáculo para nuestro futuro”, aseguran los jóvenes. Éstos temen que un mal acuerdo con Bruselas tenga consecuencias devastadoras en su futuro. Más de 120 delegados, que representan a un millón de estudiantes, tienen que ser escuchados, sentenció el representante de la Asociación Nacional de Estudiantes, Amatey Doku.

La Unión Europea, un paraíso para los estudiantes

Los firmantes del manifiesto son conscientes de los beneficios que reporta ser ciudadano europeo, y además estudiante. No ya sólo el libre movimiento o la co-operación entre universidades británicas y europeas. Los jóvenes aseguran que desde Bruselas se han implantado políticas muy positivas, tales como el reconocimiento de los derechos de las mujeres, colectivo LGTBI+, o el respeto hacia el medio ambiente. No están dispuestos a que Reino Unido tome un rumbo distinto.

Sobre el autor

Deja tu comentario