Un puente jardín sobre el río Támesis

Londres vuelve a destacar con otra de sus infraestructuras más llamativas. A la ciudad del Big Ben, el edificio Gherkin o la Torre de Londres se le va a sumar ahora otra construcción que recibe el nombre de Garden Bridge y que puede llegar a convertirse en uno de los elementos más conocidos de la ciudad inglesa.

Y es que se ha dado luz verde a la edificación de un puente jardín sobre el río Támesis para el próximo 2015, después de que haber obtenido la licencia municipal del Westminster City Council en la que tres constructoras optan a adjudicarse la obra. Esta edificación, de la que se prevé su inauguración para 2018,  está estimada en 175 millones de libras de los que el alcalde, Boris Johnson, ha comprometido 30 millones, la misma cifra que la Tesorería británica.

La infraestructura está basada en un puente jardín de carácter totalmente público con paso peatonal en medio de plantas, árboles y vegetación. Tendrá una longitud de más de 350 metros y está diseñado por el estudio Heatherwick y con paisajismo de Dan Pearson, convirtiéndose en la primera infraestructura con estas características. Este puente estará ubicado en el centro de la capital británica, uniendo la orilla norte de Victoria Embankment con el South Bank, acompañando a los puentes ya existentes como el de Waterloo y Blackfriars.

Contará con unos 6.000 metros cuadrados que permitirán nuevas vistas al río para turistas y residentes, además de contribuir a la reducción del tráfico en la zona. Aunque parece que todo son buenas perspectivas con este proyecto, han aparecido voces discordantes que no consideran necesario el gasto de dinero público en una construcción de este tipo en momentos como los actuales.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio