Un restaurante en Londres crea polémica con su campaña promocional

El restaurante Death Row Dinners ha suscitado una gran polémica en Londres por promocionar su establecimiento de una forma poco apropiada.

El local se inspira en lo que podría ser la última cena de presos condenados a muerte. A través de su página web se promocionó con una serie de fotos en blanco y negro simulando fichas policiales con los menús colgando del cuello, lo que provocó una lluvia de críticas en las redes sociales.

Según el portal BuzzFeed, la mala respuesta obtenida por parte de los internautas propició que los propietarios del restaurante retirasen las fotos de la web y se disculpasen por si alguien se había sentido ofendido.

El restaurante que tiene prevista su apertura el próximo 24 de octubre está situado en Hoxton, al este de Londres, en una zona conocida como la penitenciaría.

Pese haber retirado la polémica campaña promocional, los propietarios siguen con la idea de ofrecer a los clientes la posibilidad de simular su última cena, como si de unos presos se tratasen. Ofrecen la posibilidad de realizar un recorrido tanto histórico como geográfico a través de las diferentes culturas, civilizaciones y países del mundo en los que la pena de muerte está o ha estado vigente y las diferentes formas y menús donde los presos podían elegir la que sería su última comida.

El menú tiene un precio de 50 libras y las reservas se pueden gestionar a través de su página web.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio