Una invasión de babosas españolas amenaza los cultivos ingleses

Los moluscos, conocidos como ‘Arion vulgaris’, que llegaron a Inglaterra desde el país Ibérico en hojas de ensalada, se han reproducido a una velocidad de vértigo, a pesar de que muchas de ellas mueren con las heladas primaverales. Aun así, se están convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para los agricultores y los amantes de la jardinería, ya que estos animales son capaces de devorar cultivos enteros en poco tiempo.

Las babosas, y en concreto esta variedad, vienen siendo un problema en Europa desde los años 50, y se cree que han debido criarse con especies autóctonas del Reino Unido para producir un híbrido capaz de resistir el frío y las heladas británicas.

Al respecto ha hablado el Doctor Ian Bedford, jefe de entomología del Centro John Innes, en Norwich, quien alertó a los científicos de dicha invasión después de ver las babosas en su jardín, en Norfolk. El científico que ha advertido de la peligrosidad de dicha especie e insiste en que «ellas se están comiendo los cultivos que no han devorado las nativas y que comen incluso animales muertos o babosas débiles».

Esta nueva especie, capaz de alcanzar los 15 ó 20 centímetros, pone en torno a unos 400 huevos cada una y son absolutamente inmunes a todo tipo de veneno.

En los países escandinavos, donde estas especies y otras similares aparecieron hace ya algunos años, re reprodujeron a tal velocidad que las babosas aplastadas en las carreteras se convirtieron en un peligro para el tráfico.

La plaga ha adquirido tal relevancia a nivel científico que incluso se ha creado una página web para realizar un seguimiento de la invasión, que también muestra a los jardineros cómo construir trampas para atrapar a estos ‘monstruos’ procedentes de España.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio