Una mujer salva su vida gracias a sus prótesis mamarias

Lisa Somerville, una joven de 28 años, ha vuelto a la vida gracias a las prótesis que tenía implantadas en sus pechos.

Somerville iba conduciendo de camino a casa cuando, debido a una fuerte tormenta, perdió el control del vehículo y tuvo un accidente cerca de Glasgow. Los bomberos tuvieron que extraerla del interior del coche y llevarla al hospital urgentemente.

El resultado del terrible suceso quedó en un susto, un pulmón perforado y algunas costillas rotas. Somerville sabe que es muy afortunada y que la suerte, esta vez, se puso de su parte: «Gracias a mis prótesis estoy viva. Me han dicho que, de otra manera, mis costillas podrían haber perforado mi corazón.»

Tras la recuperación, la joven de 28 años pagó 4.000 libras para aumentar la talla de sus pechos. Como ella dice: «Soy diez veces más segura de mí misma y más feliz que nunca. Le estoy dando a mis pechos una fiesta de cumpleaños.»

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio