Las universidades británicas temen al Brexit

0

Las universidades británicas claman por mantener las mismas tarifas para estudiantes europeos y británicos, como hasta ahora. El Bréxit podría acarrear un daño importante para estas instituciones. Las  estimaciones calculan una caída de estudiantes comunitarios en torno al 60%.

El prestigio de las universidades británicas parece no haberse visto afectado pro el Brexit. La cuantía de estudiantes europeos tampoco, hasta el momento. Sin embargo, el Brexit está a la vuelta de la esquina, y están empezando a saltar todas las alarmas. Organizaciones como HESA cifran que Reino Unido es el hogar de 135.000 estudiantes del viejo continente. Los estudiantes europeos son un público muy suculento para dichas instituciones.

Una de las consecuencias de la inminente salida del club comunitario sería que los estudiantes europeos fuesen tratados en las mismas condiciones que cualquier otro estudiante ‘internacional’. Esto supondría un incremento de tasas de £9.250 a algo más de £20.000 por curso académico, en grados. En másters y doctorados los precios también se duplicarían, y son, precisamente, éstos los que más preocupan.

Mismas tasas para británicos y europeos, la propuesta de las universidades británicas

Los directivos de las instituciones académicas piden mantener las mismas tasas para europeos y británicos. Estas políticas permitirían paliar las posibles pérdidas ocasionadas por el Brexit. Las presiones al Gobierno para que se elaboren leyes especiales en este sentido son constantes. Desde las universidades se critica que el Gobierno no se esté preocupando por la educación. El hecho de que las negociaciones se centren casi exclusivamente en los sectores financieros molesta, y mucho, a las instituciones educativas de la isla.

Desde la University of the Arts londinense son conscientes de que una subida de las tasas supondría “una barrera importante” y que, por tanto, los estudiantes de la UE buscarán alternativas “en otros lugares”. Para ciertas especialidades y facultades británicas el número de estudiantes provenientes del continente es muy significativo. Si hay una caída importante de solicitantes europeos, muchos programas se verían obligados a echar el cierre, afirman.

No garantizar la igualdad entre británicos y europeos sería “un acto estúpido”

Dominic Shellard, director de la Monfort University, considera que abandonar el mercado común de estudiantes sería “un acto estúpido”, y un daño para las propias universidades. Asimismo, Shellard no se imagina a las universidades sin la diversidad que proporcionan los estudiantes de los 27 estados de la unión.

Sobre el autor

Deja tu comentario