Portada | Actualidad | Vía de la Plata, una ruta para los cinco sentidos

Vía de la Plata, una ruta para los cinco sentidos

El pasado 9 de Noviembre se celebró en el Instituto Cervantes de Londres un recorrido por uno de los itinerarios culturales más importantes de la Península Ibérica, la Vía de la Plata. El acto se inició con una presentación general de la ruta, a la que siguió la proyección de un documental sobre la misma, y finalizó con una exposición de fotografías acompañada de los sabores gastronómicos más típicos de la zona.

 

El Presidente de la Red de Cooperación de Ciudades en la Ruta de la Plata, presentó al público los datos más característicos de dicho recorrido además de destacar la labor de esta asociación de veintisiete ciudades, que a través de su web, de publicidad en diferentes medios, presencia en ferias y eventos dan a conocer esta ruta histórica. En el último mes, este legado ibérico ha llegado a Gran Bretaña con un workshop y autobuses informativos en Liverpool y Londres.

La Ruta Vía de la Plata tiene su origen en la época romana, en el siglo I, cuando el imperio romano construía calzadas para comunicar los puntos clave de su imperio mediante rutas. Una de estas rutas es la que hoy llamamos Vía de la Plata, cuyo nombre proviene del término árabe balata, que significa «ladrillo» o «pavimento». Pero no estamos hablando de un itinerario corriente, su importancia se debe a que comunica el oeste peninsular de norte a sur o de sur a norte.

El documental titulado «Vías Romanas en Europa: Ruta Vía de la Plata» fue presentado por su director Juan Frutos y permitió a los asistentes viajar por los ochocientos kilómetros de largo de la Vía de la Plata, por un total de cuatro comunidades autónomas y ocho provincias. Todo ello mediante una exhibición de variados paisajes entre los que se incluían desde monumentos históricos como la giralda de Sevilla o la catedral de León a las termas romanas de Baños de Montemayor. Un viaje en imágenes que trasladó al público desde grandes ciudades como Salamanca y Gijón a pequeños pueblos como Monasterio y Lena. Cada destino dispuesto a ofrecer lo mejor de sí mismo para que el viajero disfrute de las vistas de Morcín, de las fiestas de Benavente, de la historia de Mérida y del sabor de Zamora.

Al finalizar el acto, se inauguró la exposición fotográfica «Balata. Los caminos empedrados» que se puede visitar en el Instituto Cervantes de Londres hasta el 9 de diciembre. Una ruta que ofrece al viajero aquello que demande: arte, fiestas milenarias, turismo natural, balnearios, deportes, gastronomía…y que nos invita a disfrutar de nuestros cinco sentidos.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio