Víctor Cobbs: “Vienna in Love es un modo de vida”

Vienna in Love lanzó en 2013 su primer disco, A Modern British Icon, y desde entonces no ha parado de girar por Reino Unido, EEUU y Europa, incrementando sus seguidores y conciertos de un modo exponencial. Actualmente se encuentran componiendo y grabando su nuevo disco, que esperan tener listo para después de verano.

Este mes de marzo tuvimos la oportunidad de citarnos cerca de Oxford Circus con Victor Cobbs, un madrileño que vive en Londres, y que ha asumido el liderazgo de esta banda británica de indie rock. Una buena ocasión para conocer la perspectiva de un músico español que ya puede decir que está girando por todo el mundo, y que cree que puede llegar a dedicarse a esto de un modo totalmente profesional a corto plazo. No dudéis en acercaros a su web para descubrir su música.

Háblame de ti Víctor. ¿De dónde vienes y cómo has llegado a Londres? ¿Cuáles son tus anteriores proyectos?

Llegué a Londres en febrero de 2010, hace cuatro años. Hace unos 10 años saqué un par de discos con un grupo de indie pop en España. Estuvimos girando con Deluxe, tocábamos con Second, Sexi Sadie,… yo era muy joven. Pero tuve la oportunidad de irme a EEUU donde estuve viviendo y tocando mucho. Luego conocí una chica y fue el motivo porque el que estoy en Londres hoy.

¿Cómo surgió el grupo? ¿Quiénes son los componentes?

Por medio de Gumtree vi un anuncio de un grupo que buscaba bajista y que tenía las influencias que a mí me gustaban, y fue cuando contacté con ellos y entré en el grupo.

Al cabo del tiempo nos fichó Universal Music y fuimos a grabar a sus estudios nuestro primer disco, A Modern British Icon. La grabación fue muy dura y el cantante no dio el nivel que se exigía, así que fue invitado a dejar el grupo. Tras ese fracaso en la grabación, estuvimos buscando cantante y tanto el grupo como Universal me propusieron que asumiera yo el papel de cantar. A mí personalmente me hubiera gustado enfocar mi rol al tema de producción de guitarra y bajo, pero las cosas vinieron así. Teníamos compromisos de conciertos en EEUU y había que tomar decisiones. El grupo cuenta, además, con James Garnett de Leeds a la batería, y Branko Stefanovic de Londres a la guitarra. Ellos han tocado en grupos indies potentes. Tienen un background de conciertos muy interesante.

¿Por qué el nombre?

Tras millones de horas y cervezas, hablando de ex-novias que teníamos, nos dimos cuenta de que todos teníamos ex de Viena (risas). Eso sumado a que queríamos poner la palabra Love, una palabra poderosa no muy utilizada en el rock… Nos gustaba la sonoridad de Friday in Love, un tema de The Cure. Y bueno, al final el nombre fue Vienna in Love.

¿Cómo definirías vuestra música?

Somos una banda de rock a la vieja usanza: U2, Joy Division, The Cure. Ese sonido de finales de los 70, sonido postpunk. De eso es de dónde venimos, pero obviamente a nivel de producción, sobre todo de guitarras, se acerca más a sonidos contemporáneos como Radiohead, Sigur Ros, y sonidos postrock. Nos gusta traer el postrock a música más convencional. No somos un grupo como Explosions in The Sky, Mogwai, Sigur Ros… que tienen temas a veces de 8 minutos de duración. Esa fórmula no es la que queremos, pero si nos gusta transmitir esa energía.

Vienna in Love nace en 2011 y desde entonces no habéis parado de dar concierto en Europa y EEUU…

Contactamos con el Exit Festival en el 2012, les enviamos nuestras canciones y nos eligieron para calentar el ambiente antes de Gossip y Duran Duran. Fue una gran experiencia y nos abrió las puertas para tocar de nuevo en Serbia. En cuanto a EEUU, el Congress Theatre de Chicago – el teatro más grande de EEUU y construido por Al Capone- nos invitó a tocar como grupo internacional. Cuenta con un aforo de unas 4.000 personas y fue una experiencia impresionante. Al año siguiente, fuimos a Los Ángeles a presentar nuestro disco A Modern British Icon, en el Celebrity Center, una mansión donde hay una sala de conciertos. Otra fecha muy importante fue en Viper Room, una sala mítica en Hollywood Boulevard donde murió el actor River Fenix, y cuyo dueño era Johnny Depp.

¿Cómo fue la sensación de tocar en España? ¿Tuvisteis buen recibimiento?

Fuimos la banda invitada en un concurso de bandas llamado Wolfest, que trabaja a nivel europeo. Ellos apoyan la movilidad de bandas noveles dentro de Europa, y en sus conciertos tienen invitados a modo de embajadores. Estuvimos tocando en Madrid y Barcelona y, aparte, tocamos otro día en Madrid junto a Niños Mutantes.

¿Qué posibilidades tiene un grupo o músico español en Londres?

Para un grupo español, el inglés es imprescindible. Al mismo tiempo tienen que irse a una ciudad como Londres, un sitio donde puedan entrar y desarrollarse con músicos que no sean españoles, sobre todo para tener una network, un apoyo de contactos. Por otra parte, lo único comprobado que tiene un gran mercado aquí en Londres es el flamenco. Cliff Richards hablaba el otro día acerca del fallecimiento de Paco de Lucía y de la gran pérdida que suponía para la música. «En el mundo hay 5 súper guitarristas, pues sobre todos esos estaba Paco de Lucía». A nivel de música, el flamenco es una joya cultural, y es lo mas internacional que tenemos hoy por hoy.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio