Yelfris Valdés: “Quiero que la trompeta sea capaz de mover masas”

0

Calificado como ‘una de las estrellas más brillantes de las ya vibrantes escenas cubanas y latinas de Londres‘ por la revista londinense Jazzwise, el artista, compositor y trompetista cubano, Yelfris Valdés, es el encargado de abrir hoy el Festival de La Línea 2019. Lo hace al mismo tiempo que estrena su nuevo trabajo For the ones. En este, Valdés crea una conexión entre sus alzadas líneas de trompeta -con complejas armonías y componentes electrónicos-, y una sección de ritmo afrocubano con voces de llamada y respuesta. En El Ibérico hemos hablado con el trompetista antes de su gran cita.

Va a ser el encargado de la apertura del Festival de La Línea 2019. Este alberga tanto a estrellas mundiales, como a los mejores talentos emergentes de la música latina. ¿Qué responsabilidad le supone ser el primer artista del cartel?

Ser el primer artista de un festival tan importante supone un gran paso para mi nuevo proyecto que se estrena, mundialmente, en esta cita. La responsabilidad que tengo es increíble, como artista cubano, representando a mi isla. Además todo esto, es maravilloso que mi nombre esté ligado a artistas de talla mundial.

Esta cita es el estreno mundial de su nuevo proyecto, For the ones. ¿Cómo espera que sea?

Lo primero, espero que sea bien recibido y que la gente lo acepte. Reconozco que mi música puede resultar compleja e intento pensar hasta el más mínimo detalle. Me encanta ser controversial y provocador con el arte que ofrezco.

Tras el Festival de La Linea, ¿tiene pensado hacer alguna gira? 

Estoy planeando una gira por Reino Unido por el lanzamiento del álbum y sería para finales de año. También me gustaría abrirme al resto de Europa.

Entrevista Yelfris Valdes

Describe su música como una mezcla entre sus experiencias vividas e influencias musicales. ¿Cómo definiría su estilo dentro del panorama musical actual?

Todos los viajes que he hecho a distintas latitudes me han ayudado a tallar mi estilo personal. Mi formación musical es clásica, pero me ha fascinado el jazz y la improvisación desde que empecé a estudiar. Si a esto le agrego que soy practicante de las culturas Yoruba-Lucumi, al final lo que tengo en la cabeza es bastante particular. Todo ello hace que sea un estilo bastante único y personal. Estoy tratando de hacer ver a la trompeta como un instrumento capaz de mover masas, de cantar y de cautivar.

El año 2010 fue importante, ya que fue nominado a los Grammys junto a su grupo, Sierra Maestra, como el mejor álbum tropical del año. ¿Qué supone para un artista un reconocimiento de estas características?

Ser nominado a un Grammy es siempre un reconocimiento increíble. La industria musical está tan saturada de artistas, y todos con sus proyectos personales, que es muy difícil hacerse notar. Así que, cuando este tipo de reconocimientos llega, es una sensación única e increíblemente grata. Más si cabe, cuando eres un joven de 26 años.

Un cubano enamorado de los colores y la energía de La Habana, pero sobre todo, de su música, que quiso trasladarse a Londres en 2014 en busca de nuevas experiencias y desarrollo profesional. ¿Cómo fue dar el salto al otro lado del charco?

He tenido la gran suerte de trabajar en Cuba con varías agrupaciones de talla mundial como Sierra Maestra, leyendas del Buena Vista Social Club y Afro Cuban All Stars, entre otros. Con varios de ellos comencé a girar desde muy joven (16 años). Siempre he sido una persona curiosa y me encanta conocer bien los lugares a los que viajo, así que antes de decidir venir a vivir a Londres, ya tenía una idea amplia de la vida aquí, eso hizo que el cambio no fuera tan brusco.

Desde entonces ha formado parte de muchos proyectos dentro de Reino Unido y Europa. ¿Cuál de ellos le ha marcado más? 

Cada proyecto del que he sido parte me ha marcado de forma particular. Tal vez, el que más recuerdo fue Yussef Kamaal. Acababa de llegar a la ciudad y de repente grabamos el que es ‘el disco de jazz más vendido en la historia de Reino Unido‘. Mi nombre empezó a circular bastante rápido en la comunidad y de ahí se han sucedido muchos otros proyectos de los que formo parte actualmente. También, confieso que trabajar en la última edición de Africa Express junto a Damon Albarn, The Clash, Micheal y Kiwanuka ha sido muy inspirador.

Tras trabajar con algunos de los mejores músicos contemporáneos, ahora ha decidido enfocarse en sí mismo para mostrar quién es el auténtico Yelfris Valdés. ¿Cómo afronta este reto?

Yo creo que este es un paso bastante orgánico y natural. Desde la escuela estudié composición y arreglos. En este momento me siento bastante sólido en cuanto a ideas y tengo la gran necesidad de sacar esta voz que llevo tiempo moldeando y perfeccionando.

Londres se caracteriza por ser una ciudad multicultural, calificada muchas veces como el lugar ideal para crear música. ¿Qué le ha aportado la capital británica? 

Esta es una ciudad que me encanta por el flujo constante de nuevos movimientos culturales. Me fascina la subcultura londinense y el gran talento que emerge de ella. Este último proyecto, For The Ones, es una mezcla de mis ritmos afrocubanos con esta psicodelia londinense.

La industria musical de Reino Unido podría verse afectada en algunos aspectos debido al Brexit. ¿Qué opina al respecto?

Nada. La cultura se tendrá que adaptar una y otra vez a los cambios sociales, políticos y económicos. Ya han habido crisis en diferentes contextos en años y décadas anteriores. Aún así, la industria musical de Reino Unido, es de las más fuertes.

Sobre el autor

Deja tu comentario