El libro sobre abusos en internados del Conde Spencer, hermano de Diana de Gales, sacude a la aristocracia inglesa

'A very private school' Charles Spencer
Portada del libro 'A very private school', de Charles Spencer.

El conde Charles Spencer, hermano de la princesa Diana, ha publicado el libro A very private school (Una escuela muy privada) en el que cuenta con finura gramatical y sutil vocabulario la crudeza y los horrores de los maltratos físicos, emocionales y sexuales que sufrió en el internado Maidwell Hall en la década de 1970; llegó con ocho años de edad y estuvo hasta los trece; a los once empezaron los abusos sexuales. Las entrevistas publicadas para la promoción del volumen corroboran el perturbador, y honesto, relato del aristócrata o “aristo”, tal como suelen llamar algunos medios a la aristocracia inglesa. Charles, cerca de cumplir los 60 años, dice con franqueza que estuvo más de cuatro años dándole vueltas al tema del libro, a la confesión pública de traumas y dolor que arrastraba desde la niñez. Para curar o mitigar los efectos de estas heridas psicológicas acudió durante décadas a psicólogos y psiquiatras en un intento de vencer a sus propios demonios internos. Algunas descripciones, como los palos a un alumno hasta que cayó inconsciente, son verdaderamente escalofriantes.

Para escribir el libro el conde ha buscado, entre el alumnado de su generación, amigos y/o conocidos que quisieran compartir, y publicar, experiencias y analizar los efectos que los excesos y la violencia del internado les han producido en la vida de jóvenes y de adultos y en las relaciones personales, sociales o profesionales. Charles repite en las entrevistas que él no ha sido el único que ha necesitado terapia, sino que sus indagaciones han generado una especie de cola de aristócratas para echarse al diván del psicólogo y desmenuzar los secretos tóxicos escondidos en sus mentes desde hace cinco décadas. No todos han conseguido superar los traumas de la infancia y adolescencia en Maidwell Hall, dirigido por John Porch, a quien Charles califica de “sádico pedófilo”. Acerca del director dice que tocaba las partes de los genitales de sus alumnos favoritos mientras golpeaba con una caña al resto.

El noveno conde Spencer (importante el numeral en la jerarquía aristócrata inglesa, los antiguos miran con altivez a los novatos) atendió durante cinco años la escuela a la que habían acudido sus antepasados, otra de las costumbres de la clase social alta inglesa. El hermano de Diana califica como “voraz pedófila” a la mujer veinteañera, a la que no identifica, que abusaba sexualmente de él, la única mujer en una institución dominada por hombres. El internado, que todavía está considerado para adinerados, con precios de alrededor de 15.000 euros al trimestre y tres trimestres al año, ha hecho público un comunicado, colgado en su página web, con motivo de la aparición del libro diciendo que “lamentan” (sorry) las experiencias vividas por Charles Spencer y otros exalumnos en la década de 1970.

La entrevista -disponible en YouTube-  más esperada para la promoción del libro ha sido la concedida a la psicoterapeuta Julia Samuel, amiga de Diana, madrina del príncipe George, y miembro de la potente familia Guinness. Julia lleva mucho tiempo trabajando como psicóloga, especializada en enfrentarse al duelo para asimilar la pérdida de un menor, y protagoniza el pódcast Therapy Works (La terapia funciona) en la que pone ante la cámara a caras conocidas como la del conde Spencer. La psicoterapeuta entrevista al conde con un parche negro sobre un ojo, parálisis facial y un hombro en cabestrillo a raíz de un accidente de esquí. Dos de los libros de Julia Samuel han sido traducidos al castellano; en 2018, No temas al duelo; y de reciente publicación Cada familia tiene una historia.

“Me han dicho que el libro puede ser (otro) quejido de un privilegiado; yo, en cambio, creo que es una declaración de la verdad, que ya ha ayudado a muchos participantes a tratar con la culpa, la vergüenza y el dolor que llevaban dentro desde que vivieron los horrores de Maidwell Hall; el proceso de escribirlo ha sido un auxilio para mí y para otros”, apostilla el conde Charles Spencer en la entrevista con Julia Samuel.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio