Portada | Cultura y Ocio | España vista con los ojos de un inglés

España vista con los ojos de un inglés

El Centro Virtual Cervantes ha recopilado más de 240 libros de escritores de habla inglesa sobre España y los ha puesto a disposición del público gratuitamente en formato digital. Si por el contrario eres de los que siguen prefiriendo el tacto del papel, puedes acudir a la sede del Instituto Cervantes en Londres. Además su biblioteca cuenta con más de 36.000 volúmenes, acceso gratuito a Wifi y una zona para que los más pequeños jueguen.

Hugh ThomasLouisa TenisonRaymond Carr son algunos de los autores que podrás encontrar en esta extensa biblioteca virtual que recoge textos desde 1750 a 1950. Detalladas descripciones de oníricos paisajes, carácter y tópicos de la España ajena.

España vista con los ojos de un extranjero

Richard Roberts

Los románticos relatos de Irving por el sur de la península. Las andalucías que enamoraron este escritor norteamericano. La Andalucía de los jornaleros de sol a sol en la campiña y la de los cuentos árabes en la Alhambra.

Los daguerrotipos inmortalizaron los pueblos perdidos que Louisa Tenison y su marido, Edward King Tenison, descubrieron en 1850. Buscaron lugares no frecuentados como Lerma, Clunia o los montes que bordean Grazalema. Bajo el título «Recuerdos de España» estos rincones de la geografía española llegaron a Londres con la Exposición Fotográfica de 1854.

Edward Penfield también acompañó sus obras con sus propias ilustraciones. Este conocido artista americano muestra otra imagen de España, diferente a los estereotipos de la época. «Manifesté mi desilusión ante el aspecto nada romántico de las casas de vinos, donde había esperado hallar al valiente toreador rasgueando una guitarra y acompañando los movimientos de una hermosa señorita» declara el propio autor.

Otro que se aventuró a tierras ibéricas para acabar con las ideas preconcebidas es el escritor John Campion. Hace una descripción de su experiencia: «Consideraba yo que España era un país agotado: la riqueza no desarrollada de sus recursos naturales sobrepasa cualquier cálculo. Había presupuesto un pueblo orgulloso, intolerante, fanático, indolente, perezoso, anárquico. He encontrado una clase alta cortés y considerada con sus iguales, afectuosa y familiar con sus inferiores, bastante liberal y culta en sus opiniones, y muy consciente de los fallos y deficiencias de su país; unos campesinos llenos de dignidad, de viril independencia, honrados, esforzados, frugales, respetuosos de la ley, discretos».

Estos textos que nos traen a esa España de 1800 que se observa desde la perspectiva de un forastero. Fragmentos del imaginario nacional que desgranan las costumbres, tópicos, arquetipos y experiencias contada por autores ingleses.

 

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio