9 curiosidades sobre el número 10 de Downing Street

downing street|
De pcruciatti. / Shutterstock.com.|Imagen del evento convocando a la fiesta de Downing Street.

Si España tiene el Palacio de la Moncloa y Argentina la Casa Rosada, Reino Unido ha hecho del número 10 de Downing Street la residencia y despacho del primer ministro de la nación. Hoy desde El Ibérico os traemos una lista no exhaustiva de anécdotas sobre este particular lugar de Reino Unido:

1. El origen de Downing Street

El origen de la edificación que hoy alberga la residencia del primer ministro de Reino Unido podría cifrarse en 1732. Ésta fue entregada por el Rey George II a Robert Walpole en agradecimiento a los servicios prestados. En lugar de quedársela a título privativo, Walpole mencionó que ésta debería de convertirse en residencia del que ocupase el cargo de primer ministro, y así se mantiene en la actualidad. 

De Morphart Creation. Shutterstock.com/ George II de Inglaterra.

2. Tres casas en una en Downing Street

Downing Street es en realidad la suma de tres espacios que en su día fueron independientes y que juntos suman más de 100 habitaciones. Las tres casas eran una mansión con vistas a St. James Park, una casa adosada y una cabaña o casa rural (cottage). Una vez cedidas por el rey Jorge II se llevó a cabo un proceso de reestructuración integral que jamás se ha culminado, dado que periódicamente debe ser reformada. 

 Por ello, y aunque resulte extraño, la mayoría de primeros ministros que ha habido no han utilizado esta residencia, o no al menos durante la totalidad de su mandato. La residencia privada, donde el primer ministro y su familia viven y a la cual no se puede acceder está ubicada en el tercer piso.

 3. Una puerta muy particular en la residencia de la primera ministra británica

Si observamos la puerta de cerca se puede ver que tiene algo inusual: carece de cerradura. La misma solo puede ser abierta desde dentro, pero esto no supone ningún problema ya que siempre hay una persona de guardia para recibir a las visitas. Por otra parte, la puerta en sí no está hecha de madera como todo el mundo cree, sino de acero reforzado para incrementar la seguridad. En la actualidad hay tres puertas, dos de las cuales se van alternando y una tercera que permanece expuesta en el Imperial War Museum

De Drop of Light. Shutterstock.com/Puerta del número 10 de Downing Street.

 

 4. Dañada durante la II Guerra Mundial y en los años de plomo

El 14 de octubre de 1940, cuando Londres estaba asediada por los bombardeos alemanes del blitz, una explosión llegó a causar daños en la cocina y varias habitaciones de Downing Street mientras Churchill estaba allí desayunando. 

Posteriormente, en 1991, otra explosión, provocada esta vez por una bomba del IRA, causó daños en la propiedad, y todavía a día de hoy hay astillas incrustadas en varios puntos del techo de escayola del edificio. 

De Everett Historical. Shutterstock.com

 5. ¿Está Ronald Reagan? Que se ponga

En la recta final de la Guerra Fría, y a medida que la cooperación entre Estados Unidos y el Reino Unido aumentaba, Margaret Thatcher ordenó en 1982 la colocación de un teléfono directo para comunicarse con la Casa Blanca para poder ser usado en caso de emergencia nuclear o conflicto bélico. 

De David Fowler. Shutterstock.com/Margaret Thatcher en 1991.

 

 6. Bajo los efectos de la polución

Si hay algún color con el que asociamos al edificio, éste es el negro, no tan sólo por la propia puerta sino por los ladrillos que revisten la fachada. Pero al igual que los residentes, el mismo no es ajeno a los efectos de la contaminación y polución que desde siempre han afectado a la capital británica; el color original de los mismos era amarillo, y con los años la pátina de suciedad que se ha formado cubriendo el edificio lo oscureció. Esto se descubrió durante unas obras de reparación al finalizar la II Guerra Mundial, pero para no decepcionar a nadie se tomó la decisión de pintar todo de negro en lugar de tratar de recuperar el color original.

De MagicBones. Shutterstock.com

 

 7. Algunos elementos icónicos

Hay algunos elementos que no podemos evitar asociar con Downing Street: la lámpara justo a la entrada, el león utilizado para golpear la puerta y una especie de felpudo en el suelo, todos ellos añadidos entre 1770 y 1782 por Lord Frederick North y que se mantienen en la actualidad. 

8. Custodiada por Larry

 Desde 2011, Downing Street cuenta con un miembro más llamado Larry. Es un gato común que fue adoptado por los Cameron en el centro de refugio de animales de Battersea y nombrado oficialmente como “Chief Mouser to the Cabinet Office”. Como ocurre con otros personajes públicos, ha sido objeto de críticas, ya que se le ha acusado de carecer de instinto como cazador y ser poco efectivo en su cometido de capturar ratones. 

De Bart Lenoir. Shutterstock.com

 9. Retratos de los primeros ministros

Tal y como Hugh Grant se encarga de demostrar en este vídeo de la película Love Actually, la escalera principal del complejo contiene retratos de todos aquellos que han sido primer ministro en Reino Unido ordenados en orden cronológico. Aunque hay un gran parecido con la realidad, la única diferencia entre esta escena y el Downing Street real es que los muros están pintados en un color amarillo mucho más brillante. 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio