El Brexit afectará al mercado de la vivienda de Reino Unido

0

El Brexit está afectando a todos los sectores de la economía británica. La inestabilidad política del partido de Theresa May y la incertidumbre sobre qué pasara a partir del 29 de marzo de 2019, provoca que cada vez menos inversores quieran invertir en una vivienda. El último informe de Royal Institution of Chartered Surveyors (RICS)  predice que el precio de las viviendas en Reino Unido caerá en los próximos tres meses. Cada vez menos británicos quieren mudarse. Menos aún están dispuestos a comprar una casa. Actualmente se tarda en vender una casa cuatro meses. Este es el periodo más largo, desde que en 2016 se empezaron hacer los registros.

Lo que ya se auguró hace unos meses, hoy el RICS lo puede confirmar. El estudio estima que el número de compras de hogares seguirá cayendo el próximo año. Sin embargo, en 2019 el precio de las edificaciones seguirá subiendo un 1%, aunque a un ritmo muy ralentizado. El mayor temor de los analistas del estudio es que, debido a la incertidumbre sobre el Brexit, también caigan los planes de desarrollo. Se prevé que en el próximo año también disminuyan los nuevos planes de expansión. Esto indicaría una crisis del sector inmobiliario en todos sus ámbitos.

El precio de la vivienda caerá un 30% en 2019

El bajo ritmo de crecimiento de los precios de los inmuebles hace que los analistas sean muy pesimistas. El precio del ladrillo lleva creciendo muy lentamente en los últimos seis años. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ya avisaba de que si se realiza un Brexit sin acuerdo, los precios de las viviendas podrían bajar hasta un 30%.

Por otro lado, Chris Clubley, de Market Weighton en Yorkshire, ha confesado que los efectos del Brexit se seguirán notando después del 29 de marzo.  Sobre todo ante una salida del bloque comunitario sin acuerdo. Un Brexit sin normas de salida perjudicaría a todos los sectores de la economía, a pesar de las declaraciones de Theresa May hace unos meses.

Sin embargo, existen discrepancias entre distintas partes del país. En el norte de Inglaterra y en Irlanda del norte los analistas son menos pesimistas. Allí esperan que el precio de la vivienda siga creciendo por estas regiones.

Sobre el autor

Doble Graduado en Marketing e Investigación de Mercados y Publicidad y Relaciones Públicas. Una de mis pasiones es la escritura y aquí la practico. Mientras, descubro el sinfin de oportunidades que Londres nos regala.

Deja tu comentario