¿Puede Londres frenar los niveles de polución atmosférica?

0

Uno de los males endémicos a los que se enfrenta la humanidad en el siglo XXI es, concretamente, la contaminación. Ésta, junto al cambio climático, los problemas medioambientales y el calentamiento global está condicionando, y no precisamente para bien, la vida de muchos ciudadanos. Londres es el vivo ejemplo de una ciudad que padece los síntomas de la polución atmosférica. De hecho, de acuerdo a recientes estudios, varios puntos de la metrópolis registran niveles de aire extremadamente tóxicos. Tal es así que sobrepasan el límite legal.

Londres ha sobrepasado este año los límites legales de contaminación atmosférica establecidos por la UE. Los niveles de dióxido de nitrógeno son este año de 53 microgramos por metro cúbico, de acuerdo a los expertos de King’s College London. La legislación establece que tales cifras no deberían superar los 40. El plan de 10 millones de libras impulsado por el ayuntamiento de Londres no parece estar ofreciendo resultados. Muchos ciudadanos se ven forzados a abandonar sus viviendas de toda la vida debido al problema.

Por todo ello, los londinenses están preocupados por el aire tan nocivo que se respira. De hecho, la polución es uno de los 10 problemas más importantes señalados por los ciudadanos. Una de las promesas de Sadiq Khan, “restablecer la calidad del aire en Londres a niveles legales y saludables”, no será completada hasta, por lo menos, el 2020. Simon Birkett, fundador de Clean Air in London, critica al Mayor de falta de promesas ambiciosas para mejorar la calidad del aire.

La polución cae en el centro de Londres

El pasado mes de octubre Londres implementó la zona T-charge. Esta media está pensada para reducir la contaminación en el centro de la metrópolis. A pesar de las dudas sobre si la T-charge ayudaba a combatir la polución, parece ser que, finalmente sí, los niveles de dióxido de nitrógeno en la zona han caído un 6%. Se espera que la conocida como Ultra Low Emission Zone ayude también a combatir el problema de la contaminación. Londres será la primera ciudad en el mundo en introducir una política medioambiental tan ambiciosa. Se espera que la medida sea introducida en abril de 2019.

Sobre el autor

Deja tu comentario