Los árboles podrían ayudar a reducir las temperaturas en Londres

0

Los veranos en Reino Unido cada vez son más cálidos. De hecho, el verano de 2018 fue uno de los más calurosos de la historia del país. Los termómetros alcanzaron los 30 grados provocando sequías e incendios. Además, el de este año también apunta a batir récords. Con el cambio climático, las ciudades se calientan especialmente durante esta época del año. Esto es debido a que las carreteras y los edificios absorben el calor del sol. Sin embargo, se ha demostrado que los árboles pueden contribuir a reducir las temperaturas en 5 grados.

Una nueva investigación de la Universidad de Wisconsin-Madison ha demostrado que los árboles son beneficiosos para evitar el calentamiento de las ciudades, sobre todo durante el verano. La autora de este estudio, Carly Ziter, ha explicado que “los árboles que plantamos ahora determinarán las temperaturas de las ciudades durante el próximo siglo”.

Aunque un solo árbol no es suficiente, puede proporcionar un alivio parcial del calor del sol durante el verano. Sin embargo, muchos juntos producen un efecto de enfriamiento muy eficaz. Algunos científicos descubrieron que el 40% de la cubierta de los árboles enfría las calles más de lo que el pavimento y las carreteras se pueden calentar. El objetivo de esta plantación es crear pequeños microclimas. Esto significa que los vecindarios londinenses que cuenten con muchos árboles se mantendrán más fríos que aquellos que no tengan. La razón es que los árboles protegen esas áreas de los rayos del sol. También, transpiran y liberan agua a través de sus hojas.

Londres cuenta con más de ocho millones de árboles

Actualmente, la capital británica cuenta con más de ocho millones de árboles. Lo que supone el 21% de la superficie terrestre de toda la ciudad. Además, a principios de marzo, la asociación Trees for Cities aseguró que había plantado en Londres su árbol número un millón desde su creación. “En realidad no es suficiente salir y plantar árboles. Realmente tenemos que pensar en cuántos estamos plantando y dónde“, aseguró Ziter. Además, la investigadora aseguró que estos no deben plantarse solo en los parques. También son necesarios en las zonas donde las personas trabajan y viven.

Sobre el autor

Periodista. Amante de la fotografía, la lectura y el cine. Nunca digo que no a un buen viaje. Disfruto de Londres mientras hago lo que más me gusta: escribir.

Deja tu comentario